Opinión

Artículo de opinión del Coordinador Provincial de IU Ciudad Real, Miguel Ramírez Muñoz

El inaceptable chantaje político del empleo basura

Miguel Ramírez Muñoz

06/10/2015

(Última actualización: 06/10/2015 21:36)

Imprimir

El próximo 7 de octubre se celebra la Jornada Mundial por el Empleo Decente, un día en que se denuncia la creciente precariedad y degradación del empleo en todo el mundo, y que no es más que una de las consecuencias lógicas de tantas reformas inducidas desde el FMI especialmente.

Los datos de empleo y seguridad social dados a conocer hace pocos días, demuestran como 5 años de reformas, dejan un panorama en que el empleo estable es una especie en vías de extinción, y donde los nuevos gurús del neoliberalismo persisten en inducirnos a asumir como una amplia gama de oportunidades el hecho de la precariedad laboral, la movilidad y los salarios bajos como acicate para superarse, cuando en realidad son salidas a la desesperada para millones de jóvenes y menos jóvenes a los que se les han hundido el mundo laboral que conocían.

El Gobierno de Rajoy y del PP nos dicen que mejor un empleo precario que seguir en el paro, pero ésta no debe ser la respuesta de un gobierno a un drama tan enorme como el desempleo. El dilema entre un mal empleo o el paro pasa de ser una salida temporal, a un modelo estructural de sistema económico y productivo, que basa en la degradación de las condiciones laborales el margen de beneficios de las empresas.

Es el perfeccionamiento de la explotación del hombre por el hombre, su etapa de mayor deshumanización, y así lo vemos cuando personal sanitario tiene contratos por horas, días o guardias, de tal forma que no sabe si al acabar su turno de trabajo se irá al paro o sin apenas descansar tendrá que volver al trabajo, o cuando se impone en el mundo anglosajón el contrato de 0 horas, es decir, disponibilidad absoluta las 24 horas del día a la empresa y sin remunerar.

En la maquina alemana se han multiplicado el número de subempleados, empobrecidos y las bolsas de marginalidad, en el que cerca de 700.000 pensionistas tienen que recurrir a trabajos temporales para cubrir su exigua pensión.

La persistencia de estas medidas de precariedad laboral ya empiezan a tener sus efectos en otros soportes sociales, como la aceleración del agujero en las cuentas de la Seguridad Social y de la reserva de pensiones, así como en un paulatino deterioro de los sistemas de servicios sociales, educación y sanidad públicos.

El resultado final de todo ello, es que se avecina una nueva crisis de empleo, de deuda pública y de perpetuación de las desigualdades sociales. El Banco de España, acaba de rebajar la previsión del crecimiento del PIB en el tercer trimestre de 2.015, a pesar de un verano de turismo de record de visitantes, y en el que por paradojas del sistema, la situación humanitaria convulsa en Oriente Medio y el Norte de África se transforma en una expectativa de negocio para España.

Frente al escenario del mal menor que plantea el Gobierno, desde IU y otras fuerzas en Europa planteamos un nuevo modelo de democratización de la economía, a través del reparto del empleo y de una mejor redistribución de la riqueza, y por estos motivos se están celebrando las Euromarchas a Bruselas, para demandar un futuro con dignidad para todos, y donde el Trabajo Garantizado, y un sistema productivo adaptado a las necesidades de la sociedad y las posibilidades del planeta, sustituya a este sistema neo-liberal depredador de recursos y que se muestra incompatible con la democracia y la dignidad de las personas.

Por eso este 7 de octubre, IU estaremos en los actos reivindicativos por un empleo decente, y contribuiremos al éxito del próximo 22 de octubre en una Jornada General de Movilización convocada por centenares de movimientos sociales, políticos y ciudadanos.

Miguel Ramírez Muñoz

Coordinador Provincial de IU Ciudad Real