Provincia

Para aumentar la calidad de los cuidados a pacientes con riesgo de padecerlas

El Mancha Centro traslada la evidencia en prevención de úlceras por presión a sus profesionales

La celebración de esta actividad formativa se enmarca dentro de la candidatura del Hospital de Alcázar de San Juan para convertirse en Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados

La Comarca

17/09/2015

(Última actualización: 18/09/2015 10:22)

Imprimir

Aumentar la calidad de los cuidados a pacientes con riesgo de padecer úlceras por presión (UPP) ha sido la premisa bajo la que se ha celebrado hoy un curso de evidencias en prevención de estas lesiones destinado al personal de enfermería del Área de Atención Integrada de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

La celebración de esta actividad formativa se enmarca dentro de la candidatura del Hospital General ‘La Mancha Centro’ para convertirse en Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados. En concreto, la Guía de Buenas Prácticas basadas en la evidencia de valoración del riesgo y prevención de las úlceras por presión de la RNAO (Registered Nurses Association of Ontario) es una de las tres que tiene que implantar para formar parte de esta importante iniciativa promovida por la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud (Investén-isciii) y el Centro Colaborador Español del Instituto Joanna Briggs (JBI).

El proceso de implantación de la evidencia respecto a UPP en la práctica clínica supone y conlleva formación a los profesionales sobre esta área de cuidados, por ello, es necesaria la celebración de cursos como el que ha sido programado en este centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM). Además, ésta acción formativa ha sido demandada por el propio hospital siendo incluida en el plan general de formación para el 2015.

Los profesores del curso evidencias en prevención de UPP celebrado en el hospital alcazareño han sido Marta Díaz, Sonia Villajos, Francisco Javier García e Isabel Navarro. Con sus ponencias dotaron a los profesionales inscritos, tanto del hospital como de los centros de salud del área, de los conocimientos y habilidades necesarios para ofrecer cuidados de calidad a pacientes con riesgo de padecer úlceras por presión. Del mismo modo, se intentó unificar los cuidados a seguir por todos los profesionales sanitarios implicados, basándose en la última evidencia al respecto.

Entre las materias abordadas durante el curso destacó el mecanismo de producción de UPP y heridas crónicas, los factores de riesgo de presentar lesiones de la piel en los pacientes susceptibles, valoración y aplicación de escalas validadas de ponderación del riesgo, intervenciones de enfermería para la prevención de las UPP, así como la evidencia a respecto de las diferentes medidas preventivas.

Del mismo modo, durante esta acción formativa se dio a conocer el protocolo de valoración del riesgo y prevención de úlceras por presión del hospital alcazareño, y se promovió una atención continuada con otros niveles de salud. Los alumnos también adquirieron habilidades para la resolución de casos clínicos, para el posicionamiento del paciente y sobre cambios posturales en las distintas situaciones (encamado, sentado, etc.).

Afecta a la décima parte de los pacientes

El hecho de que aproximadamente una décima parte de los pacientes en hospitales españoles tenga UPP revela la gravedad de este importante problema por sus repercusiones en diferentes ámbitos, tales como el nivel de salud y calidad de vida de quienes las padecen y sus cuidadores, o el consumo de recursos para el sistema de salud, dado que son causa de aumento de la estancia hospitalaria.

En el Plan de Calidad del SNS, así como en el Plan estratégico de seguridad del paciente del SESCAM, se considera las UPP como un problema de salud que amenaza la seguridad de los pacientes atendidos en los centros sanitarios. Los profesionales de enfermería se encuentran en una posición clave para abordar este problema de salud de una manera integral.