Nacional

FSIE reclama al Ministerio de Educación su lugar en las conversaciones y negociaciones que existen con otras organizaciones sindicales para poder defender los intereses de los profesionales del sector

FSIE entrega 20.000 firmas al Gobierno para que se tenga presente a los profesionales de los centros concertados y privados en la nueva Ley de la Función Docente

FSIE reclama al Ministerio de Educación su lugar en las conversaciones y negociaciones que existen con otras organizaciones sindicales para poder defender los intereses de los profesionales del sector

FSIE quiere dejar claro que su lucha no está relacionada con condiciones laborales o equiparaciones al funcionariado, sino con aspectos fundamentales de la profesión docente

La Comarca

17/09/2015

(Última actualización: 18/09/2015 10:22)

Imprimir

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) comunicó este 15 de septiembre, en un acto en Madrid, la entrega ayer día 14 de las 20.000 firmas recogidas en su campaña “Por una Ley de la Función Docente para todos” al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

FSIE llamó a participar en esta acción a los profesionales de la enseñanza concertada y privada, a quienes representa mayoritariamente, para expresar su apoyo a la petición que la organización sindical hace formalmente para ser escuchada en las negociaciones que el Ministerio de Educación mantiene con otros sindicatos a propósito de la mencionada ley, prevista en la actual LOMCE.

FSIE considera que estas conversaciones abordan aspectos generales que afectan a la profesión y que van más allá de las condiciones laborales, tales como su regulación, su dignificación o su reconocimiento social, siendo esencial que una importante parte del sector educativo, como es el de los docentes que ejercen en centros concertados y privados, pueda también ser partícipe del debate y expresar sus opiniones, preocupaciones y aportaciones.

El objetivo de esta iniciativa es pedir al Gobierno su intervención para que el Ministerio de Educación otorgue a FSIE el lugar que legítimamente le corresponde en la mesa de negociación, y que ha venido negando en cursos anteriores, dando de esta manera voz a los profesionales que como docentes no han elegido un centro público para ejercer su profesión.

En 2012, FSIE ya lograba, gracias al respaldo de 30.000 firmantes, que el anteproyecto de la LOMCE eliminara la referencia exclusiva a la enseñanza pública de su propuesta de una futura “Ley del Estatuto de la Función Pública Docente”, que finalmente quedó recogida como “Ley de la Función Docente”.