Región

Así como del abandono de los centros culturales y sociales de la antigua CCM

CCOO responsabiliza a Liberbank y al Patronato de la Fundación CCM del despido de sus 18 trabajadores

El sindicato considera que el ERE es ilegal porque la Fundación CCM cuenta con patrimonio suficiente para mantener tanto la actividad como a los trabajadores

• El Patronato que ha promovido el ERE, presidido por un exviceconsejero del Gobierno Cospedal, sólo está integrado por la mitad de los miembros que estatutariamente debiera tener. Ni las Cortes de CLM, ni las Diputaciones, ni las entidades sociales de la región han tenido ocasión de designar a sus representantes

CCOO insta a los dos partidos mayoritarios de CLM a buscar una solución en orden a mantener las actividades culturales y asociativas propias de la Fundación, heredera de la obra social extinta Caja de Castilla-La Mancha

La Comarca

17/09/2015

(Última actualización: 18/09/2015 10:22)

Imprimir

CCOO responsabiliza a Liberbank y al actual e incompleto Patronato de la Fundación CCM, con su presidente a la cabeza, de la extinción de los 18 contratos de los trabajadores de la Finca ‘Albadalejito’ y de los centros culturales y de mayores de Albacete, Cuenca y Toledo.

CCOO considera ilegales los despidos, por cuanto la Fundación CCM cuenta con patrimonio suficiente para mantener tanto la actividad como a los trabajadores. Por ello, para preservar los intereses de los trabajadores, nuestra representación en la mesa de negociación ha rechazado el ERE promovido por la Fundación.

“La Fundación no ha tenido en ningún momento ninguna voluntad de llegar a un acuerdo”, indica Carlos Genillo, responsable de la sección sindical de CCOO en Liberbank. “Lo que nos proponía era una trampa, que dejaba a los trabajadores en total indefensión”.

La Fundación CCM, explica Genillo, “planteó mantener durante un periodo transitorio de tres meses las medidas temporales de regulación de empleo. A cambio, exigían que reconociéramos la existencia de causas económicas para poder promover en cualquier momento un ERE extintivo con las indemnizaciones legales mínimas”.

CCOO considera que no existentes tales causas económicas; y reconocerlas impediría de hecho cualquier reclamación judicial de los trabajadores para que su despidos se considerasen improcedentes y elevar las indemnizaciones.

En su propuesta, la Fundación se arrogaba también el derecho a despedir a los trabajadores durante el periodo transitorio, con la indemnización legal mínima y sin ni siquiera consultar a sus representantes. Y exigía además a los trabajadores el compromiso expreso de no demandar a la Fundación incluso si en el periodo transitorio en cuestión dejaban de cobrar sus salarios.

“Desde el principio, los actuales responsables de la Fundación CCM tenían la intención de no negociar nada respecto a las condiciones de salida de su trabajadores, que tras la aprobación del ERE sin acuerdo serán la mínimas legales o las que la Fundación quiera. Pero los trabajadores tendrán la posibilidad legal de denunciar la improcedencia de sus despidos”, indica Genillo.

CCOO considera responsable del ERE extintivo de los 18 contratos al actual Patronato de la Fundación CCM, integrado sólo por la mitad de las personas estatutariamente previstas y presidido por el ex viceconsejero de Educación del Gobierno de Cospedal Tomás García-Cuenca Ariati, cuya gestión desde su toma de posesión ha sido nula, si no nefasta.

Respecto al actual Patronato de la Fundación CCM, promotor del ERE, hay que advertir además que sólo cuenta con seis de los 12 miembros que debería integrar.

Así pues, el ERE se ha promovido por una minoría de un Patronato demediado e inconcluso. Media docena de personas que mayoritariamente accedieron al Patronato por voluntad del Partido Popular y que han actuado sin dar ocasión a las entidades fundadoras (las Cortes de Castilla-La Mancha y las Diputaciones Provinciales) ni a las asociaciones sociales de CLM a designar a los seis representantes a los que tenían derecho.

CCOO también considera responsable del ERE al Grupo Liberbank, que declaró a 30 de junio de este año unos beneficios de 125 millones y que no tiene ningún empacho en cargarse la Fundación CCM –la Obra Social de la antigua Caja Castilla-La Mancha-, Fundación que es la propietaria del 25% del Banco CCM; participación de la que en estos momentos está tratando de apropiarse el Grupo Liberbank.

CCOO emplaza a la Administración Autonómica y a los dos partidos mayoritarios de Castilla-La Mancha a buscar una solución en orden a mantener las actividades culturales y asociativas propias de la Fundación. “Les instamos a tener una visión de fututo y constructiva para mantener la actividad heredera de la obra social extinta Caja de Castilla-La Mancha.