Región

En una reunión, a través de diferentes ideas y propuestas

El Colegio de Ingenieros de Montes insta a la Junta a mejorar la conservación y el aprovechamiento de los montes

La Comarca

04/09/2015

(Última actualización: 04/09/2015 18:13)

Imprimir

El pasado miércoles 2 de Septiembre, el Decano del Colegio de Ingenieros de Montes en Castilla- La Mancha, Ángel Roldán Martínez, junto con miembros de la junta directiva, mantuvieron una reunión con el Consejero de Agricultura, Medioambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla- La Macha, Francisco Martínez Arroyo; y el Director

General de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero Rivera.

El objetivo principal de la reunión fue poner a disposición de la Junta de Comunidades el Colegio de Ingenieros de Montes para desarrollar de forma conjunta, diferentes ideas y propuestas y que ello posibilite la mejora en la conservación y el aprovechamiento de los montes, y que sean estos, a través de la gestión forestal sostenible, los que logren reactivar el sector forestal permitiendo, entre otras cosas, la creación de empleo en los territorios más forestales.

Entre los temas tratados en la reunión, se encuentra la necesidad de la puesta en valor de los montes de la Región, a través de la valoración económica de todos los servicios que generan en las más de 3,5 millones de hectáreas que ocupan. Conocer cuantitativamente los servicios que los montes generan como pueda ser el agua que filtran, la retención de suelo que realizan o la captura de CO2 atmosférico, permitiría poder conocer cuál es el verdadero valor de la riqueza natural nuestra Región, más allá del valor de los productos forestales más tradicionales que el monte viene produciendo. El poder incorporar el valor económico de estos servicios en la contabilidad regional sería clave para la financiación de los terrenos forestales que hoy dejan de gestionarse por su falta de rendimiento económico, con las nefastas consecuencias que hoy sufrimos, pero no por sus altos beneficios ambientales que no tienen valor en los mercados pero que son indispensables para la vida.

También se puso de manifiesto la potencialidad que supone el aprovechamiento de la biomasa forestal residual en los municipios con mayores existencias forestales. Por un lado, generarían energía para su propio consumo a través del combustible producido en montes de su propiedad, ahorrando a las arcas municipales importantes cantidades monetarias, sustituyendo sus calderas por otras que admitan biomasa; y por otro, se generaría empleo local además de regenerar el monte y evitar incendios forestales. Un modelo que gestión que municipios de otras comunidades autónomas ya han puesto en marcha.

Otro de los temas tratados fue la importancia económica que tiene el aprovechamiento cinegético en nuestra Región, que debe ser modelo de gestión sostenible a escala nacional, a través de la principal herramienta que se dispone para ello, los proyectos de ordenación cinegética. Unos documentos técnicos que con la adecuada calidad permitirían mejorar no sólo las propias poblaciones cinegéticas, sino el resto de la fauna y los hábitats de los que dependen, incrementando el propio valor de estos aprovechamientos y el de la riqueza del capital natural de la Región.

En el cuarto de los temas se destacó las situaciones de emergencia cada vez más complejas que hoy día se originan por la ocurrencia de los incendios forestales que requieren de dispositivos con personal cada vez más altamente cualificado. Por ello este Colegio apuesta por la profesionalización de sus combatientes, a todas las escalas, bien entrenados que resulten de un sistema de acreditación y evaluación.

Se finalizó recordando el papel clave que desempeñan los Ingenieros de Montes junto los Ingenieros Técnicos Forestales en la gestión forestal Regional, por lo que se instó a incrementar la plantilla de estos profesionales en la JCCM y en las empresas públicas dependientes de ésta administración.