Deportes

Con la selección de Castilla-La Mancha

El cadete Javier Cerezo, medalla de plata en los Campeonatos de España de pista

Cuarto puesto para Rubén Soriano en la final de 500 metros, a una décima de segundo del podio, y buena actuación del equipo masculino de velocidad y persecución

La Comarca

28/08/2015

(Última actualización: 29/08/2015 13:39)

Imprimir

El equipo cadete de la selección de Castilla-La Mancha cerró este jueves su participación en los Campeonatos de España de pista, que se celebran en la localidad madrileña de Galapagar hasta el próximo domingo, con la consecución de su primera medalla: El ciclista tomellosero Javier Cerezo se alzaba con el subcampeonato de España tras una disputada prueba de puntuación masculina.

A la medalla de plata de Cerezo se sumaba un cuarto puesto de Soriano en 500 metros, a una décima de segundo del podio, y la buena actuación del equipo masculino de velocidad y persecución.

La selección cadete regional, formada por los ciclistas Javier Cerezo, Carlos Martín, Álvaro Mena, Rubén Soriano, Jesús Tejero y las féminas Esther Collado y Rosana Fernández, completaba su paso por Galapagar con muy buenas sensaciones, sobre todo considerando que para la mayoría de sus integrantes era la primera vez que competían en un nacional de pista, especialidad más compleja y más técnica.

Las féminas de la selección, las albaceteñas Esther Collado y Rosana Fernández, iniciaban lo que sería su primera competición en pista la mañana del miércoles con el scratch consiguiendo los puestos 12 y 16 respectivamente, en una prueba que se llevaría la vasca Nekane Gómez. Una caída de Rosana en la tarde del miércoles le impediría seguir compitiendo. Para Esther, la evolución en el campeonato fue de menos a más, evolucionando positivamente a lo largo de todas la pruebas.

La versión masculina de scratch fue mucho más movida, con un ataque a mitad de carrera de Urko Senperena (Euskadi) y Joan Albert Riera (Baleares), que cogió hasta casi media vuelta sin que reaccionaran por detrás, hasta que al final llegaron José María Castillo (Murcia) y Andrés Millet (Valencia), con triunfo para el vasco. El castellano-manchego Rubén Soriano llegaría en el puesto 17.

En las pruebas de persecución femenina, la navarra Aramendia superaba a la valenciana Gómiz en la final. La representante de Castilla-La Mancha, Esther Collado, llegaría en el puesto 12.

En persecución masculina, el balear Joan Martí Bennassar se imponía al vasco Imanol Isasa, mientras que los ciclistas manchegos Javier Cerezo y Álvaro Mena ocupaban los puestos intermedios de la tabla, llegando décimo y décimo primero, respectivamente.

La mañana terminó con las finales de velocidad, que no contaron con representación de ciclistas castellano-manchegos, y en las que se vivieron disputados desempates, con victoria para los vascos Gómez, en la categoría femenina, y Azpitarte en masculina.

Cuarto puesto de Soriano en la final de 500 metros

En la tarde del miércoles se disputaron tres campeonatos más. En puntuación femenina, victoria de la castellano-leonesa Martín, por delante de la catalana Laura Rodríguez y la valenciana Gómiz. Noveno puesto para la castellano-manchega Esther Collado.

En cuanto a las finales de 500 metros, exhibición de Azpitarte, con el manchego de Villarrubia de los Ojos Rubén Soriano en cuarto puesto, a sólo una décima de segundo del podio. Su compañero de selección, Jesús Tejero, llegaría en el puesto 14.

En féminas, ajustada victoria para la navarra Aramendia, con Esther Collado en el puesto décimo segundo.

La jornada del miércoles se cerró con las clasificatorias de las pruebas por equipos que se disputarían en la mañana del jueves. Mala suerte para los equipos castellano-manchegos, que se vieron a las puertas de disputar las finales: El equipo de velocidad se quedó a cinco décimas de conseguir un pase a la final. Por su parte, el equipo de persecución tuvo que contentarse con un quinto puesto en la prueba clasificatoria, a cinco segundos de la final.

Plata para Cerezo en puntuación masculina

La primera prueba de la mañana del jueves era la puntuación masculina y ha tenido como protagonistas a dos apellidos míticos, el balear Pau Llaneras y el castellano-manchego Javier Cerezo, hijos de los que fueron renombrados corredores. El ciclista de Tomelloso atacaba cuando apenas se llevaban 15 vueltas uniéndose poco después el balear. No conseguirían ganar vuelta, pero sumarían los suficientes puntos en los sprints intermedios para jugarse las dos primeras plazas: Llaneras (18 puntos) y Cerezo (15). Y aunque en la parte final se unirían otros dos ciclistas –el catalán Raúl Rota y el vasco Unai Iribar- el bronce sería para otro balear, Joan Martí Bennassar (10). El otro representante de la selección de Castilla-La Mancha, Álvaro Mena, lograría el puesto décimo primero.

A continuación se pasaba a las finales de keirin. En la femenina, triunfo de la vasca Aroa Gorostiza con un valiente ataque a falta de media vuelta, en una prueba que no contó con representación manchega. Y en la masculina, el madrileño Jorge Pérez –precisamente de Galapagar- sorprendía con un ataque lejano, para llevarse el oro por delante del valenciano Enrique Vidal y del vasco Xabier Mikel Azparren. Décimo primer puesto para el castellano-manchego Jesús Tejero.

Euskadi remataba con el triunfo en las tres pruebas colectivas, en cuyas finales no pudo haber representación de Castilla-La Mancha.