Región

Más de 265.000 trabajadores se benefician hoy de los incentivos a la contratación indefinida

La recuperación del empleo se produce con incrementos en la contratación indefinida

La tarifa plana de 100 euros permite que más de 200.000 trabajadores tengan hoy un empleo estable.

El mínimo exento propicia casi 60.000 empleos estables en sus primeros cinco meses de vigencia

España ha recuperado un tercio de todo el empleo indefinido destruido durante los 6 años de crisis y la contratación indefinida crece a un ritmo del 14,15%

La Comarca

17/08/2015

(Última actualización: 17/08/2015 19:54)

Imprimir

Más de 265.000 trabajadores cuentan a día de hoy con un contrato indefinido gracias a los incentivos puestos en marcha por el Gobierno para impulsar la creación de empleo estable y de calidad, informa el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en nota de prensa.

Se trata de la tarifa plana de 100 euros para la contratación indefinida puesta en marcha en febrero de 2014 y que estuvo vigente hasta el 31 de marzo del presente año y de la tarifa reducida de cotización a la Seguridad en vigor desde el 1 de marzo y que fija un mínimo exento de cotización de 500 euros para los nuevos empleos indefinidos.

Tarifa plana de 100 euros

A día de hoy, 205.217 trabajadores cuentan con un contrato indefinido gracias a la tarifa plana de 100 euros. Las empresas o autónomos que contrataron a un nuevo trabajador de forma estable acogiéndose a este incentivo sólo cotizan a la Seguridad Social por contingencias comunes 100 euros al mes, durante los primeros 24 meses.

Las empresas de menos de 10 trabajadores, pueden beneficiarse, una vez transcurridos los primeros 24 meses, de 12 meses adicionales de una reducción del 50% de la cuota.

Mínimo exento de cotización

Un año después de su entrada en vigor, se dio continuidad a los incentivos a la contratación indefinida con la aprobación de la reducción de 500 euros en la cotización a la Seguridad, que en sus primeros cinco meses ha propiciado que 59.828 trabajadores cuenten con un empleo indefinido.

Este incentivo está orientado a favorecer especialmente la contratación estable de los colectivos más vulnerables: aquellos donde se concentra más el paro y la temporalidad. Aquellos que carecen de experiencia o de formación o llevan más tiempo en desempleo.

Consiste en que los primeros 500 euros de salario de cada nuevo contrato indefinido no cotizarán durante 2 años. Las empresas de menos de 10 trabajadores se podrán beneficiar durante 1 año más de una exención sobre 250 euros. Este incentivo estará vigente por un periodo de 18 meses a contar desde el 1 de marzo de 2015.

El empresario que se acoja a la tarifa reducida para contratar queda obligado a aumentar la plantilla y el número de trabajadores fijos, manteniendo el nivel de empleo generado con los nuevos contratos durante al menos 3 años.

Si este requisito se incumple durante el primer año, el empresario deberá devolver la totalidad de la reducción de cuotas. A partir de segundo año, deberá devolver la parte proporcional a los meses transcurridos.

Creación de empleo neto

Fruto de estas medidas y de otros incentivos, como el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores o la Tarifa Joven de 300 euros para la contratación indefinida de los jóvenes menores de 25 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, la contratación indefinida ha pasado de caer a un ritmo interanual del 29,5% anual a finales de 2011 a crecer en lo que va de 2015 a tasa anual del 14,4%. Por su lado, la contratación indefinida a tiempo completo crece a un ritmo del 17% en lo que va de año.

Asimismo, según los datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA), en los últimos 5 trimestres se han recuperado 350.400 empleos de asalariados con contrato indefinido. Esto supone casi un tercio de los 1,12 millones de empleos indefinidos destruidos durante los 6 años de crisis.