Región

Nueve personas detenidas y cuatro imputados, entre los que se encuentra el receptador de la mercancía

La Guardia Civil desmantela un grupo especializado en el robo de cable de cobre

Entre los detenidos se encuentra el autor de dos robos con violencia acaecidos en Guadalajara, donde llegaron a agredir y maniatar a un vigilante y a un ciudadano

Los detenidos se habían especializado en robar empresas, con la finalidad de robar grandes cantidades de cobre

La Comarca

29/07/2015

(Última actualización: 30/07/2015 11:47)

Imprimir

Agentes de la Guardia Civil han logrado desmantelar una organización criminal especializada el robo de cable de cobre, logrando detener a nueve personas e imputar a cuatro más por su presunta implicación en una organización criminal dedicada a perpetrar este tipo de robos.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, tras presentar denuncia el propietario de una empresa de la localidad, dedicada a la venta de bobinas de cobre, de la sustracción de 6 toneladas del citado material del interior de su empresa.

Tras realizar la primera inspección ocular en el sitio, los agentes realizaron un cruce de datos con otras unidades con la finalidad de ubicar otras posibles víctimas que hubieran sufrido un robo de características similares, hecho que se veía constatado al localizar otros robos donde el modus operandi y el objetivo era el mismo tanto en la provincia de Madrid como en Guadalajara.

Dado el objetivo del robo, las primeras investigaciones se centraban en un poblado marginal próximo a la localidad de Arganda del Rey, donde los Agentes encargados de la investigación, habían detectado un incremento de actividad en la quema de las carcasas que recubren el cable de cobre, y que realizan para poder venderlo a posteriori.

Paralelamente a este dispositivo, los Agentes iniciaron una serie de trabajos en empresas dedicadas a la compra venta de chatarra, siendo localizada una empresa de recuperaciones en la localidad de Mejorada del Campo, donde una de las víctimas reconoció parte del cobre que le habían sustraído y que motivaba una exhaustiva inspección a los libros de registro de la misma.

Gracias a este control, se confirmaban las sospechas de los agentes, quienes centraron a partir de este momento todos sus esfuerzos sobre estos individuos, logrando identificar a los integrantes del grupo dedicado al robo del cable de cobre, entre los que se encontraba un menor que era uno de los más activos del grupo.

Así mismo se tuvo constancia que los ya detenidos utilizaban a mujeres y terceras personas para adquirir vehículos de segunda mano, los cuales debían reunir unas determinadas características, tales como tener un gran maletero, lunas traseras tintadas y un bajo coste económico, puesto que una vez utilizados eran abandonados y no se interponía ningún tipo de denuncia.

Durante la investigación desarrollada por parte del Equipo de Policía Judicial de Arganda del Rey, se cruzaron informaciones con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Guadalajara, quién investigaba a uno de los integrantes el grupo por su presunta implicación en dos robos con violencia e intimidación acaecidos en la localidad Quer (Guadalajara) el pasado mes de abril y donde tras maniatar al vigilante de seguridad y reducirle por la fuerza, durante la huída redujeron a otro ciudadano para robarle su vehículo particular y otros efectos de una empresa donde trabaja de la localidad de Azuqueca de Henares.

El objetivo: empresas que almacenaban grandes cantidades de cobre

La evolución de los integrantes de estos grupos organizados, ha sido palpable, si bien el asentamiento donde viven sigue siendo un poblado marginal de Madrid, los detenidos han dejado atrás los robos a pequeña escala del cable que se encuentra a simple vista, en su mayor parte por el incremento en las medidas de seguridad de las empresas afectadas, y por los dispositivos de seguridad establecidos por la policía y la guardia civil, decantándose ahora por empresas que almacenan grandes cantidades de este metal, lo que les garantiza una ganancias mayores.

Como se ha constatado en este investigación, el núcleo que se dedica al robo de cable de cobre, suele estar integrado por siete u ocho personas, quienes tienen perfectamente establecida su función, utilizando para los desplazamientos vehículos adquiridos a nombres de terceras personas, no dudando en utilizar la violencia para lograr su objetivo.

Los compradores: una pieza clave en el proceso

Una vez más, la localización del receptador de la mercancía ha sido esencial en el proceso de la investigación, lográndose recuperar cerca de 5.000 kilogramos de cable de cobre, si bien se sospecha que esta persona adquirió a los integrantes del grupo organizado desmantelado unas 30 toneladas de cobre de procedencia ilícita, según se acredita en el cómputo global de la facturación analizada.

Los detenidos, de nacionalidad rumana y española, cuentan con edades comprendidas entre los 17 y los 42 años, contando con antecedentes por hechos similares.

Tras ser puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, se decretó el ingreso en prisión de los seis autores materiales de los robos mayores de edad y el internamiento en un centro de menores al menor detenido.

En la operación han participado el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Guadalajara y Arganda del Rey, contando con el apoyo en las detenciones de la Policía Local de Getafe y de la Unidad Central de Seguridad de la Policía Municipal de Madrid.