Daimiel

La academia de baile Amanecer se subió este sábado a las tablas del Teatro Ayala para ayudar a las Hijas de San José, nombre que hay detrás de lo que comúnmente se conoce como Las Josefinas

Música y baile a beneficio de las hermanas Josefinas de Daimiel

La congregación destinará todo lo recaudado de la velada y del mercadillo solidario que se desplegó en la entrada del teatro a “Artesanía Gastronómica”

Se trata de una microempresa social sin ánimo de lucro que gestionan las hermanas en Montevideo (Uruguay)

La Comarca

14/06/2015

(Última actualización: 14/06/2015 19:18)

Imprimir

Pasodoble, danzas árabes, bachata, vals, cha-cha-cha y un sinfín de variedades musicales y danzas desfilaron el pasado sábado por las tablas del Teatro Ayala. El motivo fue la celebración de la VI edición del ya tradicional festival benéfico que la academia de baile Amanecer realiza cada año por estas fechas a beneficio de las Hijas de San José. Las Josefinas, como son conocidas comúnmente las hermanas de esta congregación en Daimiel, destinarán todo lo recaudado al proyecto de “Artesanía Gastronómica” en el que trabajan en Montevideo (Uruguay). Se trata de una microempresa social sin ánimo de lucro que forma parte de la Fundación Trabajo y Dignidad, una ONG que impulsa la promoción de la mujer a nivel internacional a través del apoyo de micro emprendimientos, proyectos de capacitación y programas de microcrédito. El festival, que se dividió en dos partes diferenciadas, contó en el apoyo de numeroso daimieleños que llenaron las butacas del Teatro Ayala.

Pero unos minutos antes del inicio del festival benéfico, el foco se puso justo en la entrada del Teatro Ayala. Allí, numerosas voluntarias de la congregación encabezaron un mercadillo solidario en el que los curiosos pudieron adquirir productos artesanales a precios muy asequibles. Así lo comentaban, Manoli y Emilia, dos daimieleñas que llevan más de una colaborando con la ONG Trabajo y Dignidad: “hacemos labores, ganchillo, cosemos en tela también... y luego los proudctos se venden aquí en el mercadillo”, aseguraban. Entre los productos estrella de esta edición han destacado los abanicos (con y sin funda, realizada a mano por las propias voluntarias), los jerseys hechos a mano, los juegos de cama y también los relojes. Además de esto, durante la velada también se vendieron papeletas para la participar en la rifa de un jamón.

Artesanía Gastronómica: mujeres cocinando la utopía

Desde Artesanía Gastronómica se trata de satisfacer las necesidades de productos alimenticios artesanales formentando al mismo tiempo el empleo de mujeres en situación de vulnerabilidad social, con dificultades para acceder al mercado laboral. Una labora que se realiza desde principios como la economía solidaria y el comercio justo. El desafío que afrontan de cara a 2015 pasa por la ampliación del servicio a dos nuevas empresas que darán trabajo a más de 100 trabajadores en difrentes fábricas. Para ello, aseguran desde “Artesanía Gastronómica”, necesitan adquirir más equipamiento comercial gastronómico como refrigeradores, hornos, cafeteras...