Manzanares

Primeras palabras como concejal del portavoz del grupo municipal de Unión Progreso y Democracia, Jerónimo Romero-Nieva Lozano

Discurso de investidura del concejal de UPyD en Manzanares

Jerónimo Romero-Nieva Lozano

13/06/2015

(Última actualización: 15/06/2015 16:11)

Imprimir

Sr. Alcalde, Sres. Concejales todos, Sr. Secretario, Autoridades, Señoras y Señores, buenos días.

De entrada las felicitaciones del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia al nuevo Alcalde.

En nombre del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia mi agradecimiento, a todos ustedes, porque con su presencia aquí y ahora se manifiesta el sentido de ciudadanía, entendida ésta en su esencia más profunda como condición de ciudadanos que se alcanza en este acto entre el electorado y los elegidos, o dicho de otra manera entre “votantes y votados”… ambos con uve, que a veces nos confundimos.

Como miembro de la Corporación que ahora estrenamos es de cortesía agradecer de manera más directa a quienes entre los electores optaron por dar su confianza a la candidatura que yo representaba.

La forma de hacer política del grupo que represento entiende que el voto de los ciudadanos es un préstamo temporal de confianza, que debe ser valorado como resultado de una decisión meditada en base al conocimiento de las distintas ofertas electorales. Ese préstamo habrá de ser valorado como rentable así que pasen cuatro años, porque en su defecto los ciudadanos estarán en su pleno derecho de retirar dicho depósito de confianza.

Estos electores que han hecho un préstamo como depósito de confianza en nuestra candidatura conocen bien, y también otros muchos lo han conocido, que algunas de nuestras propuestas más paradigmáticas han sido promover recortes en el salario de los políticos frente a los recortes a los ciudadanos, la disminución del número de liberados institucionales en el ayuntamiento, y la petición de auditorías de la gestión pública. Los resultados electorales determinan y condicionan el logro de nuestras propuestas, es evidente. Pero no por ello, y frente al más que probable rechazo de nuestras peticiones por parte del partido que nos ha gobernado y del que nos va a gobernar, digo, no cejaremos en nuestro empeño ni haremos dejación de responsabilidad para dirigir nuestros esfuerzos y metas de trabajo al logro de esos objetivos.

Entendemos, por otro lado, la concejalía no como una meta y sí como una herramienta para alcanzar el bien común de todos los ciudadanos. Soy consciente que como miembro de esta Corporación el rol que me toca desempañar es ejercer la responsabilidad de trabajar no sólo pensando en quienes nos han prestado sus votos sino para la totalidad de los ciudadanos. Ojala que entre todos los Concejales que configuramos la Corporación alcancemos los acuerdos necesarios que eleve la calidad de vida de los Manzanareños. Ese ha de ser el objetivo, el de todos nosotros, con independencia del lado del Salón de Plenos en el que nos vamos a situar.

Un eje fundamental en la trayectoria y ruta de trabajo para cuatro años del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia será no solo lo que algunos llaman el estado de bienestar, sino el bienestar de las personas. Tenemos que diseñar una trazabilidad de la acción política que vaya desde el estado del bienestar al bienestar de las personas, al estar bien de nuestros conciudadanos. Y eso sólo se consigue con una práctica política basada en la cercanía y la transparencia que son madres de la decencia y de la honradez. Ser gestores municipales con conciencia de vecindad y de cercanía es lo que da sentido a la misión política en cada pueblo.

El Ayuntamiento es una estructura del Estado para prestar servicios a los ciudadanos. Servicios que como políticos hemos de dirigir sin olvidar que el valor añadido en la prestación de esos servicios es un valor que dignifica a los empleados públicos que los ejecutan. Para ellos mi reconocimiento más sincero desde este mismo instante.

Para terminar permítanme un deseo y un reconocimiento. El deseo que todos los Concejales, cada uno en su responsabilidad, contribuyamos a construir un Manzanares mejor y más grande. El reconocimiento para tantos que nos precedieron construyendo un Manzanares mejor en unos casos, y en otros llevando por doquier y con orgullo el nombre de nuestro pueblo en diversos ámbitos de la vida social y política incluso fuera de nuestro pueblo, y como muestra, entre otros quiero homenajear desde aquí a:

• Frey Juan Núñez, Maestre de la Orden de Calatrava y Diego Pérez y Diego Juan, Alcaldes. (Siglo XIV, 1.352).

• Don Gutierre de Padilla. Clavero de la Orden de Calatrava, y poseedor de la Encomienda de Manzanares, (siglo XV, 1.491)

• Sebastián Gómez Rabadán, filántropo, que no es poco, e hizo mucho, mucho, por Manzanares, (Siglo XVI).

• Pedro Díaz de Mayorga, poeta y helenista, (Siglo XVII).

• José Martínez Toledano, Boticario Mayor del Reino con Fernando VI y Carlos III, (Siglo XVIII).

• Francisca Díaz-Carralero Rodelgo, La Ciega de Manzanares, (Siglo XIX).

• Manuel Piña, modisto e impulsor de la marca España en Estados Unidos, (Siglo XX).

Y para tantos otros, reconocidos y anónimos que me dejo en el tintero, para todos ellos y mirándolos como en un espejo para tomar lección, mi reconocimiento.

Muchas gracias, señoras y señores.

Jerónimo Romero-Nieva Lozano