Nacional

En una nota de prensa

CSI-F pide la regeneración democrática del marco sindical en España

Según el sindicato, el actual sistema no refleja la pluralidad de la sociedad, con un bipartidismo sindical que se encuentra en crisis

La Comarca

03/06/2015

(Última actualización: 03/06/2015 20:54)

Imprimir

A menos de dos meses para que concluyan las elecciones sindicales de los centros de trabajo, CSI-F calcula que logrará unos 6.000 delegados en el sector público (un 16 % del total) y alrededor de 4.500 en la empresa privada, un sector en el que CSI-F está creciendo en toda España y también en Ciudad Real, desde hace 7 años.

En una nota de prensa del CSIF explican que “pese a llevar en su ADN el sector público (sus siglas son Central Sindical Independiente y de Funcionarios) el sindicato se ha propuesto ganar terreno en el sector privado, así como desembarcar en el nicho de las sociedades estatales, afectadas por los recortes públicos aunque fuera de la Administración General del Estado”.

Estos planteamientos forman parte de la estrategia que llevará a cabo CSI-F y que presentará en su próximo congreso que celebrará en octubre, en el que también propondrá la regeneración democrática del marco sindical en España.

A juicio de CSI-F, el actual sistema de representación sindical no refleja la pluralidad de la sociedad, con un bipartidismo sindical que se encuentra en crisis, por lo que reclama un cambio legislativo que favorezca la presencia y participación de un mayor número de sindicatos.

Control de la representación sindical

También reclama CSI-F al Gobierno el control de la representación sindical, que actualmente deja mucho que desear, porque no hay registro de delegados sindicales y, por ejemplo, cuando una empresa desaparece no se produce la baja de sus delegados automáticamente, lo que altera la representatividad beneficiando a los grandes sindicatos.

Para CSI-F también es necesaria una legislación más justa que no discrimine a los sindicatos confederales de ámbito estatal, frente a los nacionalistas, así como una nueva ley electoral sindical para que todas las organizaciones sindicales puedan promover elecciones.

Además, CSI-F pide que los criterios para ser el sindicato más representativo se equiparen a los que se utilizan para los partidos políticos y, además, elaborar una ley de financiación de sindicatos, e instrumentos que refuercen la transparencia.