Puertollano

Entrevista a Francisco Fernández Redondo, autor del libro de caza ‘El olor de Sierra Morena’

Retazos de vivencias monteras, personajes reales y un habla muy peculiar en ‘El olor de Sierra Morena’

Francisco Fernández es natural de Solana del Pino y ha estado residiendo la mayor parte de su vida en Puertollano, donde actualmente vive también su familia. A pesar de haber trasladado su residencia hace algunos años a una ciudad extremeña, Don Benito, buena parte de su infancia, adolescencia y edad adulta la ha pasado recorriendo los bellos parajes de Sierra Morena, lugar al que acude siempre que puede y donde nace desde la primera hasta la última línea de lo que es su ópera prima en el mundo de las letras, ‘El olor de Sierra Morena’, un libro de caza hecho desde el corazón y de agradable lectura para cualquier público. El autor ha querido hablar de él a La Comarca en una amplia entrevista que podrán leer bajo estas líneas

Mamen Fernández

28/05/2015

(Última actualización: 29/05/2015 09:30)

Imprimir

En primer lugar, y puesto que acaba de arrancar su carrera en el mundo de las letras, cuéntenos ¿quién es el Francisco Fernández escritor y la persona?

Francisco Fernández escritor no es más que un torpe principiante. No es de letras, sencillamente ha vivido una serie de historias en el campo y algunas de ellas ha querido plasmarlas con la máxima sencillez posible en un papel. Y como persona creo que un tipo normal y corriente, con sus defectos y sus virtudes, y con muchas ganas de compartir cosas.

Estamos ante la ópera prima de Francisco Fernández o su primer hijo en papel como se suele decir, ¿cómo surgió la idea de escribir un libro de caza?

Pues surgió a raíz de conocer a Noelia, mi pareja. Empezó a venir al campo conmigo y a vivir lo mismo que yo vivía, y a base de interesarse por el mundo de las esperas surgieron las historias pasadas que yo le contaba y ella escuchaba muy atenta. Y un buen día se le ocurrió proponerme cómo sería poder leerlas en un libro, no sólo por ella, sino por todas aquellas personas a las que les interesaran. ¿Y por qué no? Me puse a escribir una tarde para matar el tiempo y el resultado ha salido hace muy poco, escasamente un mes.

El nacimiento de un primer libro es sin duda un hecho muy importante para el escritor, pero ¿a quién dedica este libro y por qué?

En la primera hoja del libro está escrita la dedicatoria. Aparte de a tres personas que me han ayudado a la hora de llevar a cabo la expresión y la escritura se lo he dedicado a mi familia. Porque me apetecía, porque sin ellos sí que no hubiera sido posible la escritura de este libro y porque les debo todo lo mucho o poco que pueda ser hoy en día. Y como no tenía a nadie mejor a quién dedicarlo, pues ahí está.

¿Qué podemos encontrar en las páginas de ‘El olor de Sierra Morena’?

El lector puede encontrar desde mis primeras vivencias en el campo con mis padres y mis abuelos, hasta momentos tremendamente tensos detrás de esos bravos jabalíes de nuestra querida Sierra Morena, pasando por conversaciones y curiosidades de personas con las que he compartido jornadas y ratos muy buenos. Pero sobre todo pueden encontrar una forma de hablar tan peculiar como es el lenguaje local de mi pueblo, que es Solana del Pino, así como también la forma de vivir la caza del jabalí como a mí más me ha apasionado desde siempre.

Sin duda es un libro de recomendable lectura para cazadores y conocedores de este mundo tan arraigado en España… pero ¿a quién va dirigida concretamente esta obra?

Pues simplemente a ese colectivo tan fiel al campo como es el de los cazadores. Y también a todas aquellas personas que se quieran iniciar en el lío de las esperas. Si con la lectura del libro pueden aprender algo o les puede servir de ayuda, ya me doy por satisfecho.

¿Por qué recomienda al buen cazador leer este libro?

Por lo que te comentaba anteriormente... Además imagino que quiénes se atrevan a leerlo a buen seguro se verán identificados con éste u otro lance, o ésta o aquella espera. Igualmente algún lector me ha comentado que leyendo sus páginas le ha hecho retroceder en el tiempo y ha vuelto a revivir historias con sus familias cuando ellos empezaban a cazar.

No obstante, ¿es de fácil lectura para todas aquellas personas no expertas en la caza y sus lides?

Creo que la lectura es de lo más sencillo. He intentado hacerlo con un lenguaje llano apto para todas aquellas personas que quieran leerlo. Ya te comentaba que, aparte de los lances que en él se reproducen, hay un contenido amplio de curiosidades, vivencias y conversaciones con personas que se han criado en un ambiente hostil y salvaje, con lo cual, como comprenderás todas esas personas no saben hacer otra cosa que ser sencillos, y el texto del libro pues es de esa manera, muy natural.

En ‘El olor de Sierra Morena’ los capítulos son claras vivencias del recorrido del escritor como amante de la naturaleza y de la caza… ¿Se podría considerar una obra autobiográfica de una etapa de su vida como cazador?

Por supuesto que sí. Está escrito en primera persona y los personajes son reales. Unos por desgracia ya no están con nosotros y los demás aún pueden contarlo, gracias a Dios. Es una autobiografía pura y dura de algunos de los hechos que me han sucedido en el campo con estos animales tan escurridizos y casi en su totalidad de noche.

Además, el lector podrá encontrar en su interior una amplia galería fotográfica… ¿qué ha querido reflejar con la misma?

Pues ni más ni menos que el lector no se haga una idea de cómo era el animal que he conseguido en cada capítulo, sino que lo pueda ver en fotografía. Pero realmente como soy torpe escribiendo y se me hace cada vez más difícil adjetivar las hechuras y lo impresionantemente bellos que son estos animales, he querido que queden reflejados también en las fotos, para que el lector saque sus propias conclusiones. En parte este libro debía haberlo dedicado también a todos esos cochinos que han hecho posible el resultado de la obra.

Son muchos los libros que se han publicado con esta temática, ¿qué puede encontrar de novedoso el lector en esta obra?

De novedoso no creo que haya mucho, ya que como bien dices hay muchos libros con esta temática, sin duda todos ellos muy buenos... Como novedad en éste te diría que el medio en el que se han hecho posibles todas las historias es un marco único e incomparable. Lo más novedoso para mí podría ser la pasión con las que he vivido todas, y por supuesto, lo que he disfrutado escribiéndolo.

Entre sus páginas aparecen personas que viven o han vivido de cerca con el autor sus andanzas en el campo ¿quiénes y por qué?

Sí, sí que hay personas que han compartido conmigo jornadas de caza, una persona ejemplar como mi padre, mi tío Paco, que en paz descanse, mi amigo “El Chapao”... y otras que me han acompañado en la bella tarea de la caza, todas ellas enriquecedoras. Todas me han aportado algo interesante, con esa sencillez, ese cariño al campo, porque siempre he querido respetar la caza como lo hicieron y lo hacen ellos. Lo que he vivido junto a ellos es lo que me ha hecho enriquecerme como persona, y lógicamente, como cazador.

Tras ‘El olor de Sierra Morena’ supongo que el gusanillo de la escritura se ha reavivado aún más ¿qué es lo próximo?

Sin duda, pero en principio vamos a esperar a saborear éste que está recién sacado del horno y con el tiempo veremos a ver si surgen las letras del mismo modo, y si hay alguna historia que llevarse al rifle, que tampoco es fácil, ya que los guarros lo ponen cada vez más difícil.

¿Se encuentra ya inmerso en su próxima obra o aún está por comenzar?

Ten en cuenta que no he dejado de tomar apuntes cada vez que salgo al campo, y aunque aún no he comenzado nada, sí que hay en mente algo. Pero eso está aún por madurar. No adelantaremos acontecimientos que luego no sale ni uno.

¿Tendrá la misma temática?

Rotundamente sí. Es lo que me gusta, escribir sobre aquello que me hace disfrutar y vibrar tanto. Como es lógico si algún día me decido será de una temática igual o parecida a la del libro que acaba de salir a la luz.

¿Cuál es su autor de referencia?

José Murillo Sánchez. Si ya las esperas me cautivaban viviéndolas en el campo en las noches de luna, en aquellos momentos en que la circunstancia me obliga a no salir detrás de los cochinos me ha transportado al campo con sus dos libros de esta temática: “Jabalíes a la espera” y “Jabalíes a la espera. La segunda parte”.

Como obligada pregunta en tu caso… ¿El escritor nace o se hace?

¡Qué difícil es esta pregunta! Es que tampoco me considero escritor... De lo que me he dado cuenta es de que si haces las cosas sencillamente como te vienen, sin buscar retóricas innecesarias, sale todo mucho más natural y eso el lector lo valora mucho más que escribiendo como si hubieras nacido con un bolígrafo en la mano. Por lo tanto el escritor en mi caso se hace.

Y finalmente, ¿dónde se puede adquirir este libro?

En Armería Peral, Taxidermia Ciudad y en el Bar Antike (sede de la Peña el Jabalí) de Puertollano, o bien a través de la página web de la editorial que ha publicado el libro, Editorial Canchales. Concretamente pinchando en este enlace.