AMFAR clausura un programa de emprendimiento para mujeres rurales

Cádiz y Zaragoza celebran durante estos días los últimos cuatro cursos del programa realizado por AMFAR con fondos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

La Comarca

27/04/2015

(Última actualización: 28/04/2015 11:45)

Imprimir

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, imparte durante estos días en Cádiz y Zaragoza las últimas actividades formativas del programa “Promoción del espíritu emprendedor y oportunidades de empleo y autoempleo a las mujeres rurales” que concluye el próximo 31 de mayo.

En Zaragoza, 20 mujeres de poblaciones rurales cercanas participan en un curso sobre protocolo empresarial que se estructura en 30 horas lectivas. De igual modo, la organización imparte en la capital aragonesa otra acción formativa dirigida en este caso a la motivación de la mujer rural para su integración en el mercado laboral y las nuevas oportunidades que éste ofrece.

Por su parte, AMFAR Cádiz está realizando junto a este último un curso de cooperativismo encaminado a impulsar la incorporación de la mujer en un sector de actividad que ha sorteado mejor que cualquier otro la última crisis gracias a la exportación de sus productos.

Cuatro cursos que forman parte del programa de promoción del espíritu emprendedor organizado por AMFAR a través de la asignación tributaria del IRPF, la conocida casilla de otros fines de interés social de la Declaración de la Renta. Entre las actuaciones del programa, en el que han participado cerca de 400 mujeres, se incluye un servicio de sensibilización y acompañamiento en la búsqueda de empleo, la constitución y mantenimiento de redes comerciales generadas por mujeres rurales, así como diferentes actividades de formación, en concreto, cursos, jornadas, charlas y seminarios.

Para la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, la iniciativa ha permitido “dotar a mujeres de diferentes provincias españolas de la formación y cualificación necesaria para llevar a cabo una adecuada gestión técnica, económica y administrativa de sus empresas familiares”.

Un proyecto que, en palabras de Merino, continúa la línea de trabajo que la entidad viene desarrollando en los últimos meses, ayudando a reactivar la ilusión de un gran número de mujeres rurales por iniciar su propia actividad empresarial o, simplemente, por mejorar su condición en las áreas rurales donde residen. “Si éstas se incorporan al mundo laboral, mejorará la vertebración del territorio, tanto en diversificación de la actividad económica como en el rejuvenecimiento de los pequeños núcleos de población”, subraya la presidenta nacional de AMFAR.

El programa “Promoción del espíritu emprendedor y oportunidades de empleo y autoempleo a las mujeres rurales” se ha desarrollado también en provincias como Ciudad Real, Toledo o Soria. Concluye el próximo 31 de mayo.