Deportes

Se celebró el pasado domingo en Riopar

El puertollanense Santiago Arnés, atleta del Corricollano, se proclamó vencedor del gran desafío Urbel

En una prueba de gran dureza donde además partiiiparon una quincena de atletas de este club

La Comarca

14/04/2015

(Última actualización: 15/04/2015 14:22)

Imprimir

Santi Arnés, atleta del Corricollano, se proclamó vencedor del gran desafío Urbel que el pasado domingo se celebró en Riopar. Además otros 15 deportistas del Club Maratón Corricollano tomaron la salida en esta durísima prueba que reunió a más de dos mil participantes entre las tres modalidades: 25 km, 45 km (a la que se enfrentaron la mayoría de “corricos”) y la de 65 km.

La prueba Ultra que superó Santi con éxito fueron 65 km por los parajes de “Calar de Río Mundo”, con más de 3800 m de desnivel acumulado.

El propio Arnés aseguraba que “no fue nada fácil, sólo a 200 m de la meta supe que podía ganar una prueba de este tipo". Asimismo, el deportista ha querido dejar clara constancia de su hazaña: “Nada más salir (5 a.m.), un grupo de unos 7 corredores empezaron a abrirse hueco, marcando claramente que habían venido a competir. Debo decidir si simplemente acabar la carrera o luchar y comprobar hasta dónde aguanto… he decido arriesgar. Según se va endureciendo la carrera, algunos corredores se van quedando atrás, y después del primer avituallamiento quedamos 5 y después de la primera bajada técnica sólo tres. Pero en el kilómetro 17, en lo alto del Pico Padroncillo (1586 m de altitud), entre la lluvia y la niebla, ni con los frontales pudimos divisar la baliza y nos perdimos durante más de quince minutos. Superado este problema, el grupo de cabeza vuelve a ser de unos quince corredores, toca de nuevo marcar diferencias. Diferencias que consigo recortar en la siguiente gran subida, colocándome segundo. La bajada técnica la hacemos juntos pero al llegar a la pista forestal, a falta de 22km aún decido mantener un ritmo no superior a 4:30 porque creo que es lo mejor para mis piernas y para llegar con éxito a meta; en el siguiente avituallamiento, mi acompañante decide no parar y yo bebo agua y sales. Me coloco a 4´ del primero; pero de repente, unas rampas que hay que subir gateando, y eso me benefició pues en lo alto de la Almenara (1794 m de altitud) alcancé a mi competidor. Sólo me quedaban 11 km, en los que debía darlo todo si quería ganar. Y eso hice... hasta que por fin divisé Riopar, entro en el pueblo, miro hacia atrás y no veo a nadie… 200 m para la meta. Lo he conseguido!!!”

Junto a la admirable gesta de Santi Arnés, es digno de mención el esfuerzo de los deportistas del Corricollano quienes, además de la dureza de la prueba (45 km, más de 5000 m de desnivel acumulado y con un trazado muy técnico), debieron lidiar con la adversidad del tiempo: lluvia y un fuerte viento sobre todo en las partes altas del recorrido, convirtiéndose así, para muchos, en la prueba más dura que hasta ahora habían realizado.

Cabe reseñar que el grupo de corredores del Corricollano, que enganchados a las carreras por montaña se enfrentan a este tipo de retos, va en aumento. Tanto es así que este mismo fin de semana, varios atletas del Corricollano participarán en el Trail Batalla de Alarcos (de 52 km).