Región

La operación “YOGO” ha culminado con la detención de 5 personas e imputación de otras 5

La Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada a cometer robos con fuerza en comercios de telefonía móvil

A todas estas personas se les atribuye la autoría de los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza en las cosas, receptación y estafa

La Comarca

06/03/2015

(Última actualización: 07/03/2015 20:37)

Imprimir

Efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Villarrobledo, en el marco de la operación “YOGO”, han detenido a 23 personas e imputado a otras 15 la presunta autoría de varios delitos, entre ellos, pertenencia a organización criminal, robo con fuerza en las cosas, receptación y estafa. Se ha conseguido recuperar varios de los efectos sustraídos.

Detenidos e imputados

Los detenidos e imputados, son de diversas nacionalidades (española, marroquí, rumana, boliviana y ecuatoriana) y con residencia en distintas localidades del territorio nacional.

Investigaciones

Las investigaciones se iniciaron en el mes de marzo de 2014, tras la denuncia presentada por el propietario de un comercio de venta de telefonía móvil, de Villarrobledo, que manifestaba haber sido víctima del robo de 77 terminales móviles, donde el posible autor/es tras forzar la puerta de entrada del establecimiento inutilizaron los sistemas de alarma y video vigilancia.

Las investigaciones y gestiones llevadas a cabo por la Guardia Civil, dieron como resultado la identificación plena de los cinco autores materiales de los hechos, así como de una amplia red de distribución de los efectos sustraídos en video-clubs y locutorios de las provincias de Murcia y Granada, donde estos efectos fueron introducidos en el mercado de forma aparentemente legal.

Grupo criminal organizado

La investigación ha puesto de manifiesto la existencia de una organización criminal, perfectamente estructurada, compuesta por el jefe o cabecilla, que coordinaba al resto de miembros del grupo.

El segundo y tercer escalón del grupo tenía unos roles perfectamente definidos.Mientras unos se dedicaban a materializar los robos, otros (propietarios de locutorios y video-clubs) realizan la venta de los efectos sustraídos, actuando unos terceros como receptadores, que introducían el material en el mercado, por otras vías.

Registros en locutorios

Durante la fase de explotación de la operación “YOGO” se realizaron tres registros, en locutorios de las provincias de Murcia y Granada, donde consiguieron recuperarse 17 terminales móviles de los sustraídos en el robo, que la Guardia Civil da por esclarecido.

Diligencias / detenidos

Las diligencias instruidas, por la Guardia Civil, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Villarrobledo, que entiende del caso.