Nacional

La rentabilidad total para el accionista durante 2014 asciende al 30,1%, por encima de los principales competidores europeos y de los índices de referencia (Ibex 35 y Eurostoxx Utilities)

Iberdrola obtiene un beneficio neto de 2.327 millones € en 2014, impulsado por el negocio internacional

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) alcanza los 6.965 millones € (+3,1%), gracias a la contribución de Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México, que compensa el peor comportamiento de España, donde el Ebitda cae un 7,4%

La Comarca

18/02/2015

(Última actualización: 19/02/2015 07:35)

Imprimir

Iberdrola ha obtenido un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 6.964,5 millones € (+3,1%) durante el ejercicio 2014, mientras que el beneficio neto se ha situado en 2.326,5 millones €

(-9,5%) al cierre del año. Este descenso obedece, además de a las medidas regulatorias que afectan fundamentalmente al negocio en España, al menor importe de resultados no recurrentes en comparación con el año anterior.

Estos resultados reflejan el avance en el cumplimiento de las perspectivas de Ebitda y beneficio neto de la Compañía para el período 2014-2016, como consecuencia del desarrollo de un modelo basado en un mix de negocio adecuado, con una diversificación geográfica equilibrada, una gestión financiera activa y un alto nivel de eficiencia operativa.

Por países, en Reino Unido destaca la aprobación de un marco regulatorio y retributivo hasta 2023 para la distribución y hasta 2021 para el transporte, con los que se espera realizar una inversión total de unos 8.270 millones €; la puesta en marcha de West of Duddon Sands –el primer parque eólico marino de Iberdrola, con 389 megavatios (MW)- y la adjudicación de capacidad para todas las plantas de generación en funcionamiento ofertadas en las subastas de capacidad celebradas recientemente (2.261 MW).

En Estados Unidos, el ejercicio 2014 ha estado marcado por la mejora de la retribución para el negocio de redes en Maine, la culminación de la línea de transporte que conecta Estados Unidos con Canadá, la finalización del parque eólico de Baffin (202 MW) y el desarrollo de nuevos proyectos que mejorarán la fiabilidad de la red de Nueva York.

En México, la Compañía está preparada para aprovechar las oportunidades de crecimiento derivadas de la reforma energética aprobada por el Gobierno mexicano y avanza en la construcción de dos nuevos ciclos combinados y de una planta de cogeneración, a la que se le añadirá una segunda en el segundo trimestre. Además, Iberdrola está construyendo dos parques eólicos en el país, donde su cartera renovable asciende a 900 MW.

El negocio en Brasil, por su parte, ha logrado mitigar el impacto de la sequía a través de las revisiones tarifarias que han sido aprobadas y continúa trabajando en la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas, una vez finalizada la de Teles Pires, con 1.800 MW de capacidad, tras haberse adjudicado además seis nuevos parques eólicos.

En España, destacan la eliminación del déficit de tarifa estructural

–quedando únicamente pendientes algunos desajustes temporales- y el récord de calidad de servicio alcanzado en el período.

Resultados del Grupo Iberdrola

Las ventas de Iberdrola ascienden a 30.032,3 millones € (-3,4%) en el ejercicio 2014, mientras que el margen bruto mejora un 3,4% hasta alcanzar los 12.179,5 millones €, como consecuencia del descenso en los aprovisionamientos (-7,5%).

Por su parte, el gasto operativo neto del Grupo asciende a 3.633,8 millones € (+4,8%), si bien el dato recurrente –ajustado de acuerdo al plan de eficiencia puesto en marcha por Iberdrola- se sitúa en 3.506,1 millones €, tan solo un 1,1% más que en el año anterior.

El ritmo de crecimiento del margen bruto de la Compañía, mayor que el del gasto operativo neto, tiene como resultado una mejora de la eficiencia operativa superior al 2%, al situarse en el 28,8% desde el 29,4% registrado en 2013.

El Ebitda del Grupo se sitúa en 6.964,5 millones € (+3,1%), lo que supone un 5,5% más que el objetivo fijado por la Compañía para el ejercicio. Este buen comportamiento es resultado de la positiva contribución de los diferentes países, que compensan la peor evolución en España, donde el Ebitda desciende un 7,4%. Del importe total, un 75% proviene de los negocios regulados, de acuerdo al modelo de Iberdrola de apostar por actividades estables y con marcos regulatorios atractivos. Destaca además el crecimiento de Generación y Clientes (+15,4%) y de Redes (+5,6%), que mitigan el descenso del 11,7% registrado en Renovables.

El flujo de caja operativo (FFO) se sitúa en 5.458,6 (-2,3%) y supera las inversiones netas realizadas en todos los negocios que, durante el ejercicio, ascienden a 2.848 millones €. De este importe, un 87% se ha destinado a negocios que ofrecen una regulación atractiva y estable. Por países, un 46% se ha invertido en Reino Unido, un 24% en Estados Unidos, un 18% en España y un 12% en Latinoamérica. En términos brutos, las inversiones alcanzan los 3.376 millones €.

Resultados por negocios

REDES: MEJORA EN TODOS LOS PAÍSES SALVO EN ESPAÑA

El EBITDA de Redes alcanza los 3.534,8 millones € en 2014, lo que supone una mejora del 5,6% respecto al ejercicio anterior.

Todos los países presentan una evolución positiva salvo España, en donde el negocio registra un Ebitda de 1.438,5 millones €, afectado por el impacto negativo del Real Decreto-ley 9/2013. Este efecto es compensado, en parte, por los planes de eficiencia puestos en marcha y por las inversiones realizadas en años anteriores.

Reino Unido registra un Ebitda en esta área de 826,7 millones de libras esterlinas, impulsado por unos mayores ingresos que se derivan de la mayor base de activos tras las inversiones realizadas.

En Estados Unidos, la contribución de las nuevas tarifas en Maine y de la línea de interconexión entre Estados Unidos y Canadá impulsa el Ebitda de Redes hasta los 1.026,7 millones de dólares.

El Ebitda del negocio en Brasil asciende a 934,7 millones de reales brasileños, con un efecto positivo de la nueva norma para contabilizar los activos regulados, que compensa el impacto de la sequía.

GENERACIÓN Y CLIENTES: FORTALEZA OPERATIVA

El área de Generación y Clientes de Iberdrola obtiene un Ebitda de 2.292,2 millones €, un 15,4% más. Esta buena evolución se debe al buen comportamiento operativo registrado a lo largo del ejercicio 2014, coincidiendo con un descenso temporal de los tributos (-6,2%).

En España, el aumento de la producción (+8,2%) y los menores costes compensan los precios más bajos e impulsan el Ebitda del negocio hasta los 1.517,6 millones €.

El Ebitda de Reino Unido se sitúa en 388,3 millones de libras esterlinas, como consecuencia, principalmente, del mejor comportamiento operativo de las centrales y de la normalización en los márgenes comerciales, si bien el margen de Ebit sobre ventas de este negocio continúa siendo reducido (1,3%).

En México, el Ebitda se sitúa en 465,5 millones de dólares, impulsado por los nuevos contratos suscritos y las mayores ventas a usuarios privados.

RENOVABLES: ESPAÑA, AFECTADA POR LAS MEDIDAS REGULATORIAS

El Ebitda de Renovables se sitúa en 1.326 millones € en el ejercicio 2014, un 11,7% menos. Este descenso está motivado por la caída de los resultados del negocio en España, que no logra ser compensada por el buen comportamiento en Reino Unido, Estados Unidos y Latinoamérica.

En España, el Ebitda del negocio desciende un 37% hasta 420,6 millones €, 247,8 millones € menos que en el ejercicio anterior. Este descenso se debe fundamentalmente al impacto negativo de las medidas regulatorias puestas en marcha, que asciende a 339 millones €, y a los menores precios.

El negocio renovable en Reino Unido sitúa su Ebitda en 213,9 millones de libras esterlinas, en un ejercicio marcado por el aumento de la capacidad operativa y la puesta en marcha de West of Duddon Sands, el primer parque eólico marino de Iberdrola.

En Estados Unidos, Renovables obtiene un Ebitda de 658,7 millones de dólares, derivado del aumento de producción (+0,9%) y de la climatología favorable registrada en el período.

Esta área registra además un Ebitda de 71,2 millones € en Latinoamérica, impulsado por la mayor capacidad operativa en México y Brasil (+28%) y por los mayores factores de carga (+45%). En el resto del mundo, el negocio renovable de Iberdrola acumula un Ebitda de 73,7 millones € en el ejercicio.

Mejora continua de la fortaleza financiera

Iberdrola ha continuado avanzando en el fortalecimiento de su balance a lo largo del ejercicio 2014.

Así, de acuerdo a los compromisos establecidos en las Perspectivas 2014-2016, la Compañía ha reducido su deuda en cerca de 1.500 millones € con respecto al ejercicio 2013, hasta situarla en 25.344 millones €, ajustada por el dividendo pagado en efectivo el pasado mes de diciembre.

Esta mejora de los niveles de endeudamiento se debe, fundamentalmente, a tres motivos: la generación de flujos de caja positivos, el avance en el plan de desinversiones en activos no estratégicos –como la venta de las participaciones en el capital de EDP y de BBE- y al control de las inversiones.

De este modo, la Compañía ha logrado además mejorar sus ratios financieros. El ratio deuda neta/EBITDA se sitúa en 3,6 veces, desde 4 veces, mientras que la relación entre los fondos generados en operaciones (FFO) y la deuda neta y entre flujo de caja retenido (RCF) y la deuda neta es del 21,5% y el 18,6%, respectivamente.

El apalancamiento se sitúa al cierre de 2014 en el 41,7%, frente al 43,2% de diciembre de 2013.

La gestión desarrollada por el Grupo también ha permitido mejorar el coste neto de la deuda hasta situarlo en el 4,35% y alargar el vencimiento medio de la misma hasta 6,3 años. La Compañía mantiene además una sólida posición de liquidez, que se sitúa en torno a los 9.000 millones € al cierre del ejercicio.

La Compañía mantiene la retribución al accionista

La gestión desarrollada por el Grupo permite mantener su compromiso de ofrecer una retribución anual a sus accionistas de, al menos, 0,27 euros brutos por acción.

En esta línea, el Consejo de Administración de Iberdrola aprobaba ayer proponer a la Junta General de Accionistas –que se celebrará previsiblemente en primera convocatoria el 27 de marzo en Bilbao- la ejecución de dos nuevos aumentos de capital que permitirán llevar a cabo dos nuevas ediciones del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible’.

Con este programa, los accionistas pueden elegir entre recibir su retribución en efectivo o en acciones de la Compañía.

El Consejo de Administración también propondrá a la Junta General de Accionistas la aprobación de una reducción del capital social de, como máximo, el 2,324%, que se llevará a cabo mediante la amortización de hasta 148,483 millones de acciones propias en cartera de IBERDROLA. Con esta medida, se pretende mantener fijo el número de acciones de la Sociedad sobre el que se calcula el beneficio por acción (BPA).

El máximo órgano de gestión de Iberdrola ha aprobado, además, el pago de una prima de asistencia a la Junta General de Accionistas de 0,005 euros brutos por acción (5 euros por cada 1.000 acciones), tanto para los accionistas presentes como para los representados.

Durante el ejercicio 2014, la rentabilidad total para el accionista ha ascendido al 30,1%. Estos niveles se sitúan por encima de los que ofrecen los competidores europeos de Iberdrola y los principales índices de referencia, como son el Eurostoxx Utilities (18,7%) y el Ibex 35 (8,5%).

Contribución de Iberdrola a la sociedad

El papel de Iberdrola como compañía tractora de la economía y el empleo en aquellas regiones donde desarrolla su actividad se refleja en su contribución fiscal.

A lo largo del ejercicio 2014, el Grupo ha aportado a las arcas públicas de los diferentes países donde está presente 5.506 millones €. De esta cantidad, casi el 60% - 3.292 millones €- corresponde a tasas e impuestos pagados en España y 2.441 millones € - un 44,3% del total- a cargas fiscales propias, que suponen el 49% del beneficio antes de impuestos y tributos.

La actividad de Iberdrola genera al año unos 10.500 millones € en concepto de contribuciones fiscales, incluyendo los impactos indirectos e inducidos.

A lo largo de 2014, Iberdrola ha continuado generando empleo de calidad, al contratar a 1.800 nuevos profesionales en el ejercicio. Durante el pasado año, cada empleado del Grupo recibió de media 40 horas de formación.

En total, Iberdrola genera 350.000 empleos en todo el mundo, teniendo en cuenta empleos indirectos e inducidos.