Ciudad Real

Nota de prensa de IU Ciudad Real

La convergencia tiene muchos caminos. Primarias abiertas

La Comarca

13/12/2014

(Última actualización: 14/12/2014 11:29)

Imprimir

¿Por dónde empezar la regeneración?, se preguntan los partidos políticos, ante la creciente desconfianza de los ciudadanos en el sistema. La crisis está despertando una ciudadanía, que estuvo descuidada en los períodos de abundancia, hasta el extremo de aceptar el mal gobierno y la corrupción como algo taxativo de lo español; generando movimientos cada vez más críticos y receptivos a cualquier corriente encaminada a la desinfección. Volvemos como antaño, a reclamar derechos que por conseguidos estaban olvidados, aparecen atropellos de instituciones que se presentaron como amigas, se mercantiliza la educación y la sanidad, aumenta el paro, el hambre y la desigualdad, y descubrimos un sistema opaco diseñado para acoger al despilfarro y la corrupción. Al amparo de esa desafección emergen programas y tertulias de televisión en busca de audiencia, donde se examina comparativamente nuestra democracia con los países de nuestro entorno, descubriéndonos que los programas electorales en estos países no son propaganda política y que su incumplimiento tiene consecuencias.

Es el momento histórico de iniciar el cambio de régimen, ¿pero por dónde empezar?, el cambio se antoja largo y difícil y hay dos causas que sutilmente lastran el avance.

La primera emana de nuestra propia Constitución; él artículo 67.2 recoge la prohibición del mandato imperativo o representativo, por el que los diputados no tienen que responder ante sus electores; los programas electorales no son vinculantes y menos jurídicamente, convirtiendo a estos en mera propaganda política. Curiosamente dicho artículo, es sistemáticamente vulnerado desde su creación, mediante mecanismos como la disciplina de partido; facilitando la intervención sobre la organización, de lobbies o poderes fácticos. El resultado es el distanciamiento existente hoy, entre los políticos y sus teóricamente representados.

La segunda es el proceso de elección de los candidatos, encarnada habitualmente en los aparatos de los partidos. Ya que estos mediante “dedocracia”, primarias cerradas solo a las élites, etc., son los que cercenan una parte importante de la democracia, eligiendo como suyos a nuestros representantes.

Esto exige cambios, empezar por lo más cercano es fundamental. Esto es, estructurar bien los cimientos de la democracia que queremos construir, implicando a toda la ciudadanía; de donde surgirán los candidatos, delegados por los ciudadanos, que estén dispuestos a representar nuestras inquietudes, nuestras dificultades y nuestros sueños.

A esto se le llama primarias abiertas, donde la elección libre de los que nos representan, esté por encima de cualquier otro interés.

La primera organización política española que utilizó las primarias abiertas, fue Izquierda Unida de Valladolid, para las elecciones municipales 2011; permitiendo que personas ajenas a la organización participaran como candidatos y electores, siendo elegido el independiente Manuel Saravia. El resultado fue enriquecedor, no solo por el resultado electoral (se pasó del 5,8 al 10,5%) sino también porque la organización creció, se fortaleció y consiguió que ciudadanos de conciencia crítica, con los mismos objetivos pero con desconfianza en las organizaciones políticas, se implicasen y creyesen en un proyecto de futuro para la ciudad.

IU Ciudad Real con sus primarias, envía una invitación a todos los ciudadanos de bien, para que con sus propuestas y sus aportaciones, juntos seamos capaces de conseguir en nuestra ciudad una corporación más justa. Utilicemos el poder de la gente, defendamos nuestro interés común.

La convergencia tiene muchos caminos, si se va con honestidad y transparencia.