Región

El grupo Popular en el Senado ha presentado recientemente una moción al respecto

ASAJA de Cuenca pide que el Ministerio de Agricultura aclare su postura sobre el uso de semilla certificada

A día de hoy, en la provincia de Cuenca se utiliza semilla certificada en cultivos con semilla híbrida como el girasol pero no sería viable utilizarla en cereal

La Comarca

28/11/2014

(Última actualización: 15/12/2014 21:29)

Imprimir

Hace unas semanas el grupo Popular en el Senado presentó una moción para promover el uso de semilla certificada que ha sembrado la preocupación entre los cerealistas. Tras haber estudiado el texto detenidamente, esta organización cree que no hay motivos para el alarmismo pero garantiza a los agricultores de la provincia que va a ser beligerante para no ceder ni un ápice a los intereses de las grandes multinacionales del sector: “Los semillistas llevan toda la vida luchando para que haya obligatoriedad de utilizar semilla certificada”, confirma Gerardo González Bello, miembro del Comité de ASAJA de Cuenca.

Durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero este poderoso lobby consiguió que los agricultores pagaran royalties sobre las semillas, derecho que sigue vigente. A día de hoy, en la provincia de Cuenca se utiliza semilla certificada en cultivos con semilla híbrida como el girasol pero no sería viable utilizarla en cereal, con producciones pequeñas que rondan los 2.500 – 3.000 kg por hectárea.

“En oleaginosas ya se cumple la obligación certificada pero desde nuestra perspectiva de Cuenca consideramos que en ningún caso los cerealistas pueden asumir el sobrecoste de unos 100 euros por hectárea que supondría utilizar simiente certificada”, aclara González Bello. Esta organización critica, además, que en el texto de la moción se dé el mismo tratamiento a cultivos completamente dispares como el tomate y la cebada o el maíz y el trigo.

“Desde ASAJA recordamos que la práctica de reutilizar semilla, (la que el agricultor obtiene en su propia explotación), se está haciendo en todo el mundo, por lo que está completamente fuera de lugar llamar a la semilla reutilizada ‘semilla clandestina’ y tratarnos como piratas”, añade el dirigente. Por todo esto, exigimos que el Ministerio aclare su postura de manera contundente para que no cunda el alarmismo entre los productores de la provincia, preocupados por lo que podría suponer la adopción de esta medida para la rentabilidad de sus explotaciones. Hasta tener una respuesta concisa, esta organización llama a la tranquilidad y no quiere caer en especulaciones que sólo sirven para hacer política. En sentido, el presidente de ASAJA de Cuenca, José María Fresneda, se ha dirigido al Secretario General de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, para solicitar una respuesta clara sobre la obligación de sembrar este tipo de semilla.