Región

Nota de prensa

UGT demanda mayores esfuerzos económicos y legales para mejorar los derechos de las trabajadoras víctimas de violencia de género

Con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer

La Comarca

24/11/2014

(Última actualización: 26/11/2014 08:28)

Imprimir

UGT ha suscrito un manifiesto con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, “Una lacra que no cesa”. En el mismo expresamos el rechazo a esta lacra social, desde UGT reclamamos una respuesta integral para combatir la violencia contra las mujeres y realizamos un llamamiento para participar en las distintas movilizaciones que tendrán lugar en toda España durante esa jornada.

En lo que va de año 42 mujeres han sido asesinadas, de ellas 12 habían denunciado y solo 3 tenían medidas de protección en activo. Los datos del Consejo General del Poder Judicial revelan, además, que en 2013 se presentaron 124.894 denuncias y se produjeron 15.300 renuncias a continuar el procedimiento, lo que supone el 12,25% en relación con las denuncias presentadas. Asimismo el número de solicitudes de orden de protección fue de 32.831 pero solo fueron estimadas 19.349, es decir se denegaron el 41,1%. Por otro lado, ese año el número de víctimas de violencia de género con orden de protección o con medidas cautelares, inscritas en el Registro del Ministerio de Justicia, fue de 27.122 mujeres, según el Instituto Nacional de Estadística.

En el manifiesto, se denuncian el incremento de los factores de riesgo que favorecen el incremento de la violencia contra las mujeres: la ausencia de políticas educativas, el incremento de la desprotección social, el mayor desempleo, la feminización de la pobreza y la insuficiencia de recursos públicos para la prevención, protección y atención a mujeres víctimas de violencia.

Valoramos de manera positiva la Ley orgánica 1/2004 de medidas de protección integral contra la violencia de género pero esta norma todavía no se aplica de manera eficaz, no se ha producido el pleno desarrollo de los distintos apartados y hay deficiencias en los ámbitos de atención y protección a las víctimas y en el desarrollo de las medidas y derechos laborales.

Por ello, desde UGT exigimos que la Ley se someta a una evaluación continua que permita identificar los obstáculos existentes y avanzar en una completa y eficaz aplicación de la misma y demandamos una respuesta integral para erradicar la violencia contra las mujeres, lo que implica actuaciones en el ámbito laboral, educativo, institucional e internacional.