Opinión

Artículo de opinión de Raquel Payo, secretaria regional de Mujer e Igualdad de CCOO de Castilla-La Mancha

Políticas de protección, prevención y empleo para atajar la violencia contra las mujeres

Raquel Payo

24/11/2014

(Última actualización: 26/11/2014 08:32)

Imprimir

Mañana 25 de noviembre, es el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, una grave violación de los derechos humanos que hoy día lamentablemente siguen sufriendo muchas mujeres, demasiadas aún en silencio, una lacra social que no cesa y que tenemos que erradicar de nuestra sociedad.

Una violencia que se manifiesta en agresiones de diferente intensidad, en la mayoría de las ocasiones con gravísimas consecuencias físicas, psicológicas, laborales y sociales para las víctimas.

Una violencia que impide a tantas mujeres de nuestro alrededor el poder llevar una vida independiente, con libertad y seguridad, a la que tienen derecho.

Una violencia que tiene una única raíz: la desigualdad, que permanece actualmente en nuestra sociedad, y que se sustenta en cada discriminación que persiste, cada brecha de género, cada retroceso ideológico, cada recorte en recursos, en servicios públicos, en empleo, en derechos…

La ausencia de políticas educativas, el incremento de la desprotección social, el mayor desempleo, la feminización de la pobreza, la insuficiencia de recursos públicos para la prevención, protección y atención a mujeres víctimas de violencia, son factores de riesgo que favorecen el incremento de la violencia hacia este colectivo.

Erradicar esta violencia exige que los poderes públicos actúen, como es su obligación, adoptando políticas adecuadas dotadas con presupuestos justos que potencien, merecidamente, la autonomía de las mujeres, la igualdad en el ámbito educativo y laboral, que garanticen la protección a las víctimas y un empleo que les proporcione independencia económica.

En los últimos doce meses medio centenar de mujeres han fallecido en el conjunto del país víctimas de la violencia de género, asesinadas a manos de sus parejas. Personas con nombres y apellidos, madres, hijas… a las que siempre, y especialmente mañana, recordaremos en los diferentes actos y movilizaciones en las que CCOO participaremos para llamar la atención sobre la insoportable persistencia de un problema social y político de primera magnitud, de un crucial problema de Estado que afecta a las mujeres: la violencia de género.

Frente a cada asesinato, por su carácter especialmente dramático, surgen las noticias, las diferentes muestras de condolencia y también de repulsa, pero no podemos olvidar que hay que poner de manifiesto la verdadera dimensión de la violencia.

En el ámbito laboral, CCOO seguimos reforzando nuestra acción sindical con el objetivo de introducir en la negociación colectiva y en los planes de igualdad garantías de protección laboral y difundir los derechos y prestaciones dirigidos a las trabajadoras víctimas de violencia de género; así como impulsar la negociación de protocolos de actuación frente al acoso sexual y el acoso por razón de sexo.

Reforzar la formación y sensibilización contra la violencia de género de la Representación Legal de los Trabajadores (RLT), delegadas y delegados sindicales, que mejoren y aseguren el ejercicio de los derechos de las trabajadoras víctimas de violencia de género.

E impulsar la colaboración con el conjunto de las Administraciones Públicas y las distintas organizaciones y asociaciones de mujeres implicadas en la eliminación de la violencia de género.

Todos los días, en todos los espacios donde las personas que conformamos las CCOO estamos presentes, el sindicato muestra su compromiso ante este grave problema social frente al que exigimos políticas de protección, prevención y empleo para atajarlo de una vez por todas. No podemos tolerar que ninguna mujer se vea en riesgo por ser mujer en nuestro Estado y que tenga que convivir con la violencia de género. Hay que poner freno ya a esta barbarie contra las mujeres.

Raquel Payo

Secretaria regional de Mujer e Igualdad de CCOO de Castilla-La Mancha