Porzuna

En el pabellón municipal

Porzuna disfruta de cinco combates en una velada que sirve como homenaje a Alfonso Redondo

El primer español que logró alzarse con el título de campeón de Europa en peso wélter recibió una placa de manos del alcalde Raimundo Garrido

La Comarca

10/11/2014

(Última actualización: 11/11/2014 11:40)

Imprimir

El pabellón municipal de Porzuna se vistió de gala el pasado sábado para la velada de boxeo que en homenaje a Alfonso Redondo, el primer español que logró alzarse con el título de campeón de Europa en peso wélter. El púgil villarrubiero recibió de manos del alcalde de Porzuna, Raimundo Garrido, una placa en reconocimiento a su trayectoria y a su labor como entrenador en el mundo del boxeo.

La velada estuvo compuesta por tres combates amateur en el que sobresalió el que disputaron en categoría de peso ligero el malagonero Alex Rass y el madrileño David Luengo, que acabó llevándose la victoria a los puntos. Sobre el cuadrilátero instalado en el pabellón por Tundra, organizadora de la velada, también pelearon Alex (Team Teti) y Nico Celos en peso wélter y el toledano Jorge Pinilla contra el ciudadrealeño Javier Romero. Estos últimos cerraron el combate con un empate tras sonar la campana por última vez.

Los 250 espectadores que asistieron a contemplar los combates también disfrutaron de dos peleas entre profesionales. En primer lugar, el disputado entre Emilio Pop y Alexandre Petrica que se llevó el primero a los puntos. Para acabar, uno de los combates con mayor calidad de la noche, el disputado por David González en 4x3 contra Ionut Travdafir. El primero salía triunfador a los puntos tras el toque final de campana.

Otro de los combates previstos para la noche del sábado, el que tenían que disputar Iván Martínez ‘El Fénix’ y el rumano Basile Dragomir, no pudo celebrarse por lesión de este último.

Pesaje

En la noche previa a la velada, los púgiles asistieron al acto de pesaje realizado en el Ayuntamiento de Porzuna, que colaboró en la celebración de la velada.

Hasta allí se desplazó el presidente de la Federación de Boxeo de Castilla-La Mancha, Rafael de la Cruz, que fue el encargado de comprobar que los púgiles cumplían con los pesos para cada una de las categorías establecidas.

En el acto también estuvo presente el alcalde de Porzuna, Raimundo Garrido, así como el homenajeado Alfonso Redondo, que no quiso perderse la previa a la velada.