Región

Nota de prensa

CSI-F pide a PP y PSOE su apoyo para acabar con la “Tasa Cospedal” del 3% en los presupuestos de 2015

El sindicato quiere reunirse con Tirado y Page ante las previsiones de crecimiento regional del 2,3%

La Comarca

15/10/2014

(Última actualización: 16/10/2014 12:55)

Imprimir

El sindicato CSI-F ha solicitado reunirse con los Secretarios Generales del PP y del PSOE en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado y Emiliano García Page, respectivamente, para trasladarles sus propuestas de enmiendas al proyecto de Presupuestos de Castilla-La Mancha de 2015, esperando poderles demostrar la penosa situación de los empleados públicos de la región, con una pérdida de poder adquisitivo superior al 30%, por los recortes nacionales y los exclusivos de nuestra Comunidad como la “Tasa Cospedal” del 3% o la no devolución de la parte devengada de la Extra de diciembre de 2012.

CSI-F señala que de no corregirse esta situación en los Presupuestos, los empleados públicos de la Junta de Comunidades y de la Universidad de Castilla-La Mancha, quedan discriminados y altamente penalizados en comparación con el resto de trabajadores de las Administraciones Públicas españolas.

CSI-F informa que el secretario de estado de Administraciones Públicas aseguraba la semana pasada en Expansión que los empleados públicos van a recuperar en 2015 la cuarta parte de la paga que se aplazó en 2012. Antonio Beteta señalaba que, en este momento, el pago del 25% de la extra se trata de de una acción política del Gobierno de España que entiende que, dada la situación económica, es posible pagarla.

El Secretario de Estado de AA. PP. indicaba también que los funcionarios ganarían incremento real de poder adquisitivo en 2015 después de que se abone a primeros de año el devengo de los 45 días de la paga extra de 2012. Administraciones Públicas maneja, por lo tanto, un escenario en el que los trabajadores públicos tendrán mayor capacidad de gasto al tener más ingresos por la extra y menos retenciones en el IRPF.

No en Castilla-La Mancha

CSI-F denuncia que esta leve mejoría e incremento de la capacidad de gasto no ocurrirá en Castilla-La Mancha si el gobierno de la JCCM mantiene en los presupuestos de 2015 la “Tasa Cospedal” del 3% y el no pago del 25% de la extra retirada en diciembre de 2012.

El sindicato reclama que los empleados públicos de nuestra región no sigan siendo especialmente maltratados por nuestro gobierno autónomo y que, en un horizonte de crecimiento del PIB del 2’3% en 2015, más alto que la media nacional, los Presupuestos de la región acaben de una vez por todas con estos recortes añadidos y discriminatorios.