Región

Nota de prensa

CSI-F pide elevar la tasa de reposición de empleados públicos en Educación, Sanidad, Junta y UCLM

Castilla-La Mancha es de las zonas más necesitadas tras haber recortado 24.500 empleos públicos en 3 años

Desde Zapatero solo se ha cubierto una de cada diez vacantes por jubilación y en servicios esenciales

La Comarca

25/09/2014

(Última actualización: 28/09/2014 07:42)

Imprimir

CSI-F solicita al Gobierno de España elevar la tasa de reposición (número de empleados que se contratan por cada uno que se jubila), sobre todo en servicios esenciales para los ciudadanos, como sanidad, educación o servicios sociales que necesitan, sin más demora, ofertas de empleo público que garanticen unas plantillas suficientes para realizar un trabajo eficaz y de calidad contrastada.

Para CSI-F, esta situación es especialmente grave en Castilla-La Mancha, siendo una de las regiones que más necesita que se eleve la tasa de reposición para poder realizar ofertas públicas de empleo, no solo en Educación, sino en el SESCAM, en la administración general de la Junta de Comunidades o en la Universidad de Castilla-La Mancha.

El sindicato señala que los datos son contundentes y que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma en donde más se han reducido los empleados públicos (24.500 en los 3 últimos años según la Encuesta de Población Activa; un 9’34% en los últimos 5 años), la que tiene -según el Servicio Público de Empleo- la mayor tasa de temporalidad en sanitarios y docentes o la región desde donde más se emigra por motivos laborales.

En el recientemente celebrado Debate sobre el Estado de la Región, la presidenta Cospedal presentó un panorama optimista, valorando el esfuerzo de la ciudadanía, que ha sido fundamental para salir de la penosa situación sufrida.

Servicios muy dañados

Desde CSI-F consideran que los recortes en los salarios y en las plantillas de los empleados públicos, ha sido un duro sacrificio que el gobierno tiene que reconocer y, llegado este momento, compensar elevando la tasa de reposición y paliar, así, el daño que se infiere a la calidad de servicios públicos fundamentales, que los ciudadanos merecemos y demandamos.

Desde la última legislatura de Zapatero solo se ha cubierto uno de cada diez puestos vacantes por jubilaciones y, únicamente, en servicios esenciales. Para CSI-F, estos cinco años de congelación están provocando situaciones insostenibles como la existencia de una plantilla muy envejecida en la Administración General del Estado o la presencia de determinados servicios con una escandalosa falta de personal, como son las residencias del Imserso, el Sepes o la Dirección General de Tráfico, entre otros.