Con un espectáculo de Violeta Monreal se clausura el Juego Lector del verano de la Biblioteca de Tomelloso

Han participado 120 niños y 23 de ellos han conseguido finalizar mas de un diario lector

La Comarca

19/09/2014

(Última actualización: 21/09/2014 07:22)

Imprimir

La ilustradora y escritora Violeta Monreal clausuró ayer jueves el Juego Lector del Verano, una interesante propuesta de animación a la lectura de la Biblioteca Municipal García Pavón. Bajo el título “Rasgamos papel para hacer arte”, en un abarrotado salón de actos de la Casa de Cultura Monreal ha ofrecido un espectáculo muy ameno y original basado en los dibujos, los libros y su habilidad con las manos.

En el Juego Lector han participado 120 jóvenes lectores, completando el Diario Lector 23 de ellos, que han sido nombrados “superlectores”, al haber acabado, al menos, dos de ellos. La directora de la Biblioteca, Rocío Torres, aseguró que a pesar del enorme esfuerzo que supone organizar la actividad, les motiva la ilusión de los niños y niñas por participar y los excelentes resultados que se obtienen año tras año. No en vano, explicó, son ya varios años los que se viene cubriendo la totalidad de las plazas convocadas y este año se ha doblado el número de “superlectores”, además de ser el primero de haber llegado uno de ellos a completar hasta 6 Diarios Lectores, que incluyen 12 libros cada uno. Este hecho demuestra, ha explicado Torres con satisfacción, que el libro sigue siendo atractivo y es un elemento de evasión, diversión y ocio para los chicos y chicas.

Violeta Monreal, que alabó la labor de bibliotecas como la de Tomelloso que se pasan todo el año fomentando la afición por la lectura, aseguró que una buena conversación entre padres e hijos en torno a un libro “es lo que más lectores hace”.

Durante el espectáculo de ayer, Monreal, a partir de su propio trabajo, estableció un camino en lo que será la vida laboral de los chicos. Partiendo de un problema, que en el caso de Violeta es un dibujo, explico al público como hay que ir simplificándolo e incluso destruyéndolo, para construir algo más complejo.