Puertollano

A través de un comunicado

FEPU ve como “un bálsamo” la noticia de la construcción de un nuevo hospital en Puertollano pero la pone en reserva ante la proximidad de las elecciones

La Comarca

04/09/2014

(Última actualización: 05/09/2014 14:31)

Imprimir

El anuncio hecho por la presidenta en la tarde del miércoles durante el Debate del estado de la Región, sobre el inicio de los estudios para la construcción de un nuevo hospital para Puertollano en la próxima legislatura es una buena noticia que la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano (F.E.PU) acoge y valora como una positiva respuesta a la insistente demanda de la ciudadanía, tras los últimos episodios vividos en el hospital Santa Bárbara de Puertollano.

En un comunicado FEPU asegura que la noticia anunciada en medio del Debate del estado de la Región “es un bálsamo frente a las voces reivindicativas del consejo de participación ciudadana, aunque es necesario poner en reserva los anuncios y las intenciones que en un proceso preelectoral, como en el que ya nos encontramos, puedan pronunciarse”.

“El deterioro evidente del hospital de Puertollano por una ausencia clara de mantenimiento tras 40 años de su construcción con un servicio permanente a una población de 80.000 usuarios de la comarca, obliga necesariamente a adoptar medidas definitivas con inversiones contundentes”, afirman.

La Federacion considera que una reforma integral del hospital como también se había sugerido, hubiera supuesto un gasto si cabe aún mayor y menos eficiente que la construcción de un nuevo hospital. Por tanto F.E.PU. aplaude la decisión y anima al gobierno regional a que el anuncio hecho este miércoles comience a tomar forma “cuanto antes y de manera inmediata” se inicie el proceso administrativo que corresponda para evitar que “las palabras queden en el aire y el anuncio no se convierta en una decepción para los vecinos”.

Esta Federación espera, que de manera paralela al correspondiente imparable proceso para la construcción de ese nuevo hospital, a la vez se adopten las medidas oportunas para que las dependencias e instalaciones puedan continuar ofreciendo su servicio “sin que haya que lamentar ningún otro lamentable episodio como el vivido semanas atrás”.