Región

Nota de prensa

IU ve un golpe a la economía regional en los precios de la uva

Desde IU-CLM han mostrado su preocupación por los precios que cobrarán los agricultores y piden reacción al gobierno regional

Jacobo Medianero: “El trabajo de todo un año no puede ser pagado por debajo del coste de producción. Esto supondrá un golpe tremendo a más de 70.000 familias y un revés a la economía de Castilla-La Mancha”

La Comarca

04/09/2014

(Última actualización: 05/09/2014 14:28)

Imprimir

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha participado esta tarde en la concentración llevada a cabo en Villarrobledo con los viticultores que han mostrado su rechazo a los precios de la uva en la actual campaña de vendimia.

Para IU-CLM los precios que, aunque tarde pues ya había comenzado la campaña, han sido colgados en las tablillas de algunas de las principales bodegas de zonas como La Mancha. Unos precios que, coincidiendo con los agricultores, apenas llegarán para cubrir costes y que, por lo tanto, supondrá un durísimo golpe para un sector muy importante en nuestra región y que afecta directamente a más de 70.000 familias y a toda la comunidad de manera indirecta.

Desde IU recuerdan que ya adelantaron que las medidas que se proponían (destilación obligatoria), unido a las circunstancias propias de esta campaña del vino, nos conducían a una caída en picado del precio de la uva y un daño a la economía castellano manchega. Todo cuando la producción de este año se reducirá en torno a un tercio con respecto al año anterior (siendo una campaña media) y con una calidad excepcional y buenas expectativas de ventas. Cuestiones estas que no han parecido tener peso a la hora de marcar los precios.

De esta manera, Jacobo Medianero ha destacado que comprenden el enfado de los agricultores que ven como pende de un hilo todo un año de trabajo. Por este motivo, y como hicimos en Julio, hemos apoyado convocatorias como la de hoy en Villarrobledo.

De la misma manera, Medianero ha vuelto a remarcar la importancia de las Cooperativas Agrícolas y la necesidad de que las y los agricultores continúen creyendo en una fórmula asociativa y que permite incidir en el mercado en beneficio del productor. Además, ha añadido que existen problemas de fondo que son los que producen estas situaciones y que están relacionados con una mala política agraria del gobierno regional y un excedente de producción que devalúa la cosecha.