Manzanares

Nota de prensa

Ecologistas en Acción-Ciudad Real denuncia talas de árboles sanos en la plaza del barrio divina Pastora de Manzanares

Mediante un escrito dirigido al Ayuntamiento de Manzanares, Ecologistas en Acción-Ciudad Real, ha denunciado la tala "indiscriminada" de árboles y arbustos, "sanos y perfectamente viables", realizados por los Servicios Municipales, con motivo de la remodelación de la Plaza del Barrio de la Divina Pastora

La Comarca

19/08/2014

(Última actualización: 20/08/2014 06:31)

Imprimir

Ecologistas en Acción-Ciudad Real, ha enviado un escrito de petición de paralización de las obras de remodelación de la Plaza de la Divina Pastora al Ayuntamiento de Manzanares, que dieron comienzo el pasado lunes, día 4, por estar talando y eliminando vegetación (árboles y arbustos), “cuando no hay riesgo de caídas ni parece, a simple vista, que los árboles estén enfermos”, aseguran en un comunicado.

También se solicita que se les facilite el correspondiente y obligatorio Informe científico, “que se supone habrán elaborado los Servicios Técnicos de ese Ayuntamiento, en el que se base la decisión de eliminación de la vegetación de dicho jardín, Y que se respeten en dicha remodelación todos los árboles y demás vegetación sana”.

“Lo primero que han hecho a sido comenzar a “retirar” (como ellos llaman eufemísticamente) los árboles sanos y plenamente desarrollados, porque dicen que levantan el pavimento, aunque todos sabemos que en su crecimiento es cuando levantan el pavimento y no cuando ya están desarrollados, por lo que eso no es un motivo válido para eliminarlos”.

En el escrito presentado, les sugirieren que en esta remodelación “no se les ocurrirá volver a plantar árboles vivos, porque van a crecer y a volver a levantar el pavimento, es lo que tienen los árboles, que necesitan echar raíces y su espacio para desarrollarse”.

“La alternativa podría ser poner árboles de cemento o metálicos, que además de que no necesitan raíces, tampoco se les caerán las hojas, ni ensuciarán el suelo... Claro que tampoco nos regalarán su oxígeno ni atraparán la contaminación, ni nos darán su sombra y frescor en el verano, ni podremos disfrutar de su belleza, a lo largo de su evolución durante los cambios estacionales. Y es que un ser vivo, no se puede comparar a una “naturaleza muerta”, por muy hermosa que ésta sea”.

“Todo tiene sus pros y sus contras, pero estos arboricidas, aún no han descubierto que en este caso, los árboles cuanto más viejos son, más beneficios nos aportan”.

En el comunicado aseguran que “cada año, en unas fechas o en otras, este y otros municipios sufren sistemáticamente la destrucción de la poca vegetación urbana que nos va quedando, que, en el mejor de los casos, es sustituida por escuálidos palitos, que pasados 20 años, cuando se pueden empezar a igualar a los sustituidos, se vuelven a eliminar y a volver a empezar. Por eso la sugerencia, de poner estatuas de árboles fingidos va muy en serio... Nos ahorraríamos disgustos y trabajos innecesarios”.