Región

Nota de prensa

CSI-F pide a la Junta frenar la emigración de jóvenes profesionales carentes de empleo

Más de 70.000 personas se han marchado de Castilla-La Mancha desde 2010 buscando trabajo

La Comarca

18/08/2014

(Última actualización: 19/08/2014 06:27)

Imprimir

CSI-F denuncia que en los tres primeros meses del año, Castilla-La Mancha tuvo un saldo negativo de 16.443 profesionales, siendo la comunidad desde donde más trabajadores se desplazaron para un puesto de trabajo en otra provincia, destacando Toledo como una de las provincias claramente emisoras, con más de 5.000 trabajadores que marcharon a otras provincias. Ante esta grave situación, CSI•F demanda al gobierno regional un nuevo impulso generador de empleo, ya que todo apunta a que este grave problema permanecerá vigente durante los próximos meses.

Para el sindicato, la existencia de 125.000 castellano-manchegos que ya no perciben ninguna prestación por desempleo o las 90.000 familias que tienen a todos sus miembros en paro, son datos elocuentes a la par que dramáticos unido a que muchos de nuestros trabajadores, mayoritariamente son jóvenes y profesionales, emigran a otras provincias españolas por motivos puramente laborales.

CSI-F recuerda que nuestra región tuvo un saldo negativo de 16.443 profesionales en los primeros tres meses del año y que, desde 2010, más de 70.000 personas han tenido que marcharse de Castilla-La Mancha buscando un puesto de trabajo.

CSI-F valora los datos positivos sobre el paro de los últimos meses pero pide no dejarse deslumbrar y considerar como muy negativos fenómenos importantes como la temporalidad, la precariedad o el descenso de la población activa, por lo que pide al gobierno regional nuevas medidas que dinamicen el empleo.