Ciudad Real

Nota de prensa

SATSE denuncia la saturación del Servicio de Urgencias en el Hospital de Ciudad Real, mientras se mantienen cerradas más de un centenar de camas

Casi una treintena de pacientes estaban pendientes de ingreso en Urgencias a media mañana

La Comarca

31/07/2014

(Última actualización: 01/08/2014 06:08)

Imprimir

El Sindicato de Enfermería en Ciudad Real, SATSE, ha denunciado la caótica situación que registra el Hospital General de Ciudad Real en cuyo Servicio de Urgencias había a media mañana casi una treintena de pacientes pendientes de ingreso debido a que no hay ninguna cama libre, puesto que la Dirección del centro mantiene cerradas más de un centenar de camas como parte del Plan Vacacional.

SATSE ya advirtió en su reciente denuncia ante el cierre de más de 900 camas en los hospitales de Castilla-La Mancha este verano que una de las consecuencias sería la saturación de los servicios de Urgencias, como está ocurriendo. En el caso de las Urgencias del hospital ciudadrealeño, con camas triplicadas en observación, sin espacio material, con pacientes encamados esperando al lado de los mostradores, sin la más mínima intimidad entre ellos. Por desgracia, nada nuevo puesto que es una situación que se repite muy habitualmente y cada vez con mayor frecuencia en el hospital de Ciudad Real.

Para el Sindicato de Enfermería es inadmisible que desde la Dirección del SESCAM se argumente que el cierre de camas se debe a una reorganización de los servicios para un mejor aprovechamiento de los recursos, ante la menor ocupación de las camas en la época estival, puesto que como se está viendo en el día a día aunque ha disminuido la actividad programada, sin embargo, no desciende la actividad asistencial. Y menos aún en estos días, en los que en la capital ciudadrealeña se registra una gran afluencia de visitantes debido a la fiesta de la Pandorga.

SATSE ha presentado un escrito ante la Dirección Gerencia en el que le expone esta situación y le exige la inmediata apertura de las camas cerradas y el personal sanitario necesario para solucionar la saturación del servicio de Urgencias, con el fin de garantizar la adecuada y correcta atención de los pacientes.

Para SATSE el cierre de camas obedece al hecho de que no se sustituye a los profesionales sanitarios, sobre todo a los profesionales de enfermería, durante los meses de vacaciones y con ello lo que se persigue realmente es dejar de contratar al personal necesario para la atención adecuada de los pacientes. De hecho, el Plan Vacacional incluye un recorte en la contratación de profesionales, así como la precariedad laboral de los contratos realizados, lo que deriva en una mayor carga asistencial de los trabajadores y en una disminución de la calidad asistencial que se presta a los pacientes.

La reducción del personal sanitario supone, tal y como ponen de manifiesto numerosos estudios científicos, un aumento de la probabilidad de morbimortalidad de la población afectada. Esos estudios concluyen que el aumento de las plantillas de enfermería de los centros incide positivamente en la sostenibilidad del sistema sanitario, puesto que ha quedado demostrado el efecto de sus cuidados en la reducción de la morbimortalidad y por tanto de los costes sanitarios.