Región

Nota de prensa

CSI-F pide al gobierno acabar con los recortes y mejorar las condiciones de los empleados públicos

El sindicato reclama más plantilla e inversión en servicios públicos

En una reunión con el Grupo Parlamentario del PP

La Comarca

23/07/2014

(Última actualización: 24/07/2014 13:45)

Imprimir

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), como sindicato más representativo en las administraciones públicas españolas, ha mantenido un encuentro con el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, para promover mejoras en las condiciones de los empleados públicos y en los servicios que reciben nuestros ciudadanos.

La reunión, en la que participó el presidente nacional del sindicato, Miguel Borra y el portavoz adjunto del Grupo Popular, Rafael Merino, se ha producido coincidiendo con la reapertura del diálogo social en las administraciones públicas, de cara a la preparación de los Presupuestos del Estado del próximo año 2015.

CSI-F cree que el Gobierno debe dar carpetazo definitivo a los recortes y compensar el esfuerzo realizado durante la crisis económica con mejoras en las condiciones de los empleados públicos, con el refuerzo de las plantillas y por tanto, con el incremento en la inversión de los servicios públicos que reciben nuestros ciudadanos.

Rumores de recortes

En este sentido, CSI-F manifestó al número dos del Grupo parlamentario la preocupación por las informaciones publicadas en medios de comunicación sobre la negociación de nuevos recortes entre el ministerio de Hacienda y las comunidades autónomas, aunque el Grupo Popular dijo no tiene constancia de estos recortes y manifestó la voluntad política de avanzar en mejorar la situación de los trabajadores de nuestras administraciones públicas.

CSI-F espera que los nuevos gestos y actitudes de los políticos se traduzcan en hechos concretos y propuestas que satisfagan las expectativas de 2,5 millones de empleados públicos y sus familias, recordando que los empleados públicos fueron los primeros en sufrir las consecuencias de la crisis y ahora que, según el Gobierno, se empiezan a vislumbrar los primeros signos de la recuperación, deben participar también de esta nueva fase de crecimiento.