Manzanares, uno de los 29 municipios de España que rinde homenaje a Miguel Ángel Blanco

La Comarca

09/07/2014

(Última actualización: 10/07/2014 21:34)

Imprimir

La Asociación de Vecinos del Río Azuer, con la colaboración del Ayuntamiento de Manzanares y la fundación Miguel Ángel Blanco, realizará el próximo sábado 12 a las 20:00 horas un acto de homenaje en memoria del concejal de Ermua asesinado por ETA hace ahora 17 años. Será en el parque que lleva su nombre, en el Paseo de Córdoba. Es uno de los 29 actos que se celebran estos días en toda España con el lema “Miguel Ángel Blanco, símbolo de libertad”.

La ceremonia de homenaje a Miguel Ángel Blanco estará protagonizada por la lectura de un manifiesto en su memoria, además de por la tradicional ofrenda de velas y flores. La música de un piano acompañará el acto. La Asociación de Vecinos del Río Azuer organiza este homenaje en memoria del edil de Ermua y de todas las víctimas del terrorismo

El parque Miguel Ángel Blanco, inaugurado el pasado 15 de abril de 2013, se encuentra en el Paseo de Córdoba, dentro del barrio de la Isla Verde. Al acto podrá asistir todo el público que quiera rendir homenaje al edil cuyo secuestro y asesinato a manos de ETA provocó una reacción social sin precedentes en la sociedad española frente al chantaje de la banda terrorista.

Según confirmó la Fundación Miguel Ángel Blanco, entre los días 10 y 14 de julio próximos, veintinueve municipios españoles realizarán actos de homenaje en recuerdo de Miguel Ángel Blanco y de todas las víctimas del terrorismo, con declaraciones institucionales, ofrendas florales, lecturas de manifiestos, minutos de silencio, concentraciones, etc., rememorando aquellos días de julio de 1997 que movilizaron a más de seis millones de ciudadanos ante una nueva atrocidad de ETA: el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.

“Aquellos días de julio unieron a la ciudadanía en la defensa de la Libertad y la Dignidad, asentaron la metodología más efectiva en la lucha contra esta lacra criminal: la no negociación con la banda, la aplicación del Estado de derecho, la colaboración internacional, la solidaridad con las víctimas y la deslegitimación del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones”, señala la Fundación Miguel Ángel Blanco en un comunicado.

Millones de españoles siguieron la crónica de la muerte anunciada de un joven de 29 años, concejal del Partido Popular en Ermua, que fue arrebatado de su familia y asesinado por ETA desoyendo la exigencia de todo un país hastiado de la banda asesina “y que demostró junto a su gobierno, las instituciones y toda la clase política, menos los amigos de los terroristas, mantenerse inquebrantable y unido para intentar salvar la vida de Miguel Ángel Blanco mostrando firmeza democrática y no cediendo al chantaje de los terroristas”, añade el texto.

En aquellos días, según la Fundación, se trazó la línea divisoria entre demócratas y totalitarios, la sociedad española tuvo claro quiénes eran las víctimas y los verdugos. “Miguel Ángel Blanco permanece en la conciencia y en el corazón de la gente de bien, es un referente y un símbolo de libertad, conciencia y solidaridad, de la defensa de los principios democráticos por los que miles de ciudadanos españoles han dado su vida, su integridad física, su libertad o su seguridad en una larga lucha por la derrota del terrorismo aún sin resolver”.