Región

Nota de prensa

CCOO CLM cree que el programa de garantía juvenil "sólo es un registro telemático que no garantiza nada"

La Comarca

09/07/2014

(Última actualización: 10/07/2014 21:33)

Imprimir

El Consejo Europeo acordó en abril de 2013 una Recomendación para el establecimiento de la Garantía Juvenil, ante el aumento desorbitado del desempleo entre los jóvenes europeos, especialmente en algunos países como España, donde los jóvenes han sido el colectivo más castigado por la destrucción de empleo y sufren una de las tasas de paro más altas de la Unión Europea, cercana al 56%.

Por ello, la Recomendación del Consejo de Europa instó a los Gobiernos a adoptar medidas específicas para el grupo de jóvenes más afectado; con el objetivo de garantizar que todos los jóvenes menores de 25 años reciban una oferta de empleo, de formación continua, de formación de aprendiz o de periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses tras acabar la educación formal o quedar en desempleo, para hacer real el derecho de los jóvenes a un empleo digno y de calidad así como para prevenir el riesgo de exclusión social.

Nuestro Gobierno ha anunciado la puesta en marcha de un registro telemático para inscribirse en el programa de Garantía Juvenil. Pero la cuestión es garantizar la atención posterior a las personas inscritas y esto es está en entredicho, puesto que el Estado Español sigue pendiente de recibir de la Iniciativa de Empleo Juvenil y del Fondo Social Europeo los casi 1.900 millones de euros los que depende la puesta en marcha y el funcionamiento del programa.

Por lo que respecta a CLM -donde la tasa de paro juvenil, del 63%, supera con mucho la media española- incluso algo que tan simple como el registro en el fichero de la Garantía Juvenil se va a convertir en una carrera de obstáculos, dada la carencia total de medios y recursos humanos por el desmantelamiento del servicio público de empleo y el despido de los orientadores laborales.

"Sólo un Plan paliativo"

Por lo demás, la ‘Garantía Juvenil’ no es más que una medida paliativa y complementaria, que puede resultar útil para un colectivo determinado de la juventud, pero insuficiente por sí misma para afrontar la gravísima situación en la que se encuentran los y las jóvenes españoles. Y debe ser entendida como un acompañamiento de otras medidas, como son los programas de Formación Profesional Dual de calidad, la lucha contra las becas fraudulentas o el trabajo informal, el fomento de la contratación estable, y la recuperación de programas como las Escuelas Taller y Casas de Oficios.

Además, la ausencia de fondos suficientes para aplicar la Garantía Juvenil, lleva a CCOO a considerar que este plan paliativo contra las altísimas tasas de paro juvenil corre el riesgo de no cumplir siquiera tal función. Al contrario, dependiendo de cómo se aplique puede constituir un simple parche estadístico para ocultar el desempleo o, incluso, una nueva vía de precarización de las condiciones socioeconómicas de la juventud.

En el caso de CLM, CCOO ya viene denunciando la política de maquillaje de datos del paro adoptada por nuestro Gobierno mediante la privatización del recuento y registro de las personas en desempleo. En manos del Gobierno Cospedal y de la empresa concesionaria del recuento de parados, el nuevo registro para la Garantía Juvenil se puede convertir en otra herramienta más para “combatir las cifras” del paro (pero no el paro), induciendo a los jóvenes que se inscriban en el Plan de Garantía Juvenil a no registrarse en las oficinas de empleo. Se conseguirá así el único objetivo que se persigue: un efecto óptico que es bajar los datos del paro registrado sin creación real de empleo

Desde CCOO queremos insistir, en que la situación actual de desempleo es consecuencia de la falta de actividad económica –resulta chusco que el diputado del PP por Toledo Agustín Conde diga que el Plan de Garantía Juvenil es “un claro ejemplo de la recuperación económica”- y que las medidas a desarrollar para el crecimiento del empleo y, consecuentemente, del empleo juvenil, serán aquellas capaces de impulsar el crecimiento económico.

Una reactivación económica sostenible y duradera junto con un plan de inversiones dirigidas al empleo, son condiciones ineludibles para mejorar la situación de los jóvenes en el mercado de trabajo.