El comedor infantil de Daimiel seguirá funcionando durante el verano

Así lo anunciaba la concejal de Servicios Sociales María del Carmen Torija en la sesión plenaria correspondiente al mes de julio. La prestación continuará en funcionamiento dando servicio a 41 menores durante los meses de julio y agosto, gracias a una prórroga de la Diputación Provincial y la aportación económica municipal. En la sesión se desestimaron las mociones presentadas por PSOE para adoptar este verano un “Plan de Apoyo a la Alimentación Infantil” que incluía un campamento urbano, y la propuesta de IU enfocada a la contratación de mano de obra para labores del campo

La Comarca

08/07/2014

(Última actualización: 08/07/2014 17:57)

Imprimir

La sesión ordinaria del Ayuntamiento Pleno correspondiente al mes de julio rechazó el pasado lunes por la noche las dos mociones propuestas presentadas por los grupos de la Oposición. Ocurría tras quedar designados los días 1 y 4 de septiembre de 2014 como Fiestas Locales y la cesión de uso de una parcela de 16 metros cuadrados situada en el sector El Campillo a Unión Fenosa para la instalación de un centro de transformación para alumbrado público.

El debate se inició con la propuesta presentada por el Grupo Municipal Socialista sobre la adopción para este verano de un Plan de apoyo a la alimentación infantil que asimismo llevaba aparejado un campamento urbano. Desde Izquierda Unida, el edil Juan Julián Rodríguez de la Rubia reclamaba “más políticas que permitan una sociedad más justa e igualitaria, que garanticen el acceso a un trabajo digno, el derecho a la vivienda y una renta básica”, para solucionar de forma integral el problema de la pobreza. Según sus palabras, “el servicio de comedor no debería ser sólo para este verano, sino todo el tiempo que haga falta, incluso para el que lo necesita cuando acabe la crisis”.

Rodríguez de la Rubia estimaba, trasladando los datos a nivel nacional de ONG's como UNICEF o los del INE en Castilla – La Mancha, que “en Daimiel se podría hablar de un 33 por ciento de la población en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que se traduciría en unas 6.000 personas, afectando a una horquilla de entre 780 y 1.000 niños”, aseguró. La coalición rojiverde explicó que la cantidad que el ejecutivo autonómico ha anunciado que destinará para la lucha contra la pobreza es un total de 2.290.000 euros más 1.100.000 euros para reforzar el Ingreso Mínimo de Solidaridad. En opinión de IU “es insuficiente si lo comparamos con el recorte en servicios sociales a la familia de 1.437 millones de euros llevados a cabo en estos tres años”.

El concejal catalogó igualmente de “insuficientes” los fondos para el Plan Local de Integración Social que se han conveniado con la Junta para este año y para el siguiente. “Un total de 225.000 euros, de los que el Ayuntamiento pone 45.000, y de los que alrededor de un 60% irían destinados a gastos de personal”. Para paliar esta situación, desde IU se propone incluir en los próximos Presupuestos Municipales “una partida económica de emergencia social “para destinar más dinero a la gente que más lo necesita”.

En su intervención, la portavoz del Partido Socialista, Cristina Maestre, justificaba esta iniciativa dado que “es en verano cuando los comedores están cerrados”, si bien recordaba que “si en invierno están abiertos es gracias a la línea de ayudas de la Diputación Provincial”.

Maestre explicaba que lo que se propone en la moción es un “recurso integrador” en forma de campamento urbano infantil abierto a todos los niños de la localidad, con un servicio de comedor “que proporcione tres comidas, no solo una”. Maestre proponía además el Albergue Juvenil como instalación donde llevarlo a cabo “por su adecuada situación y equipamiento”. La portavoz socialista instaba asimismo al Ayuntamiento a que, “a pesar de no ser de su competencia, solicite los fondos necesarios para llevar a cabo la iniciativa a tanto a Junta como a Diputación”.

Por su parte, la concejal de Servicios Sociales, María del Carmen Torija, señalaba “la deuda socialista, que obliga a pagar 3 millones al día en Castilla – La Mancha”, como principal “lastre” para la puesta en marcha de más proyectos e iniciativas para los colectivos en riesgo de exclusión social. En cualquier caso, Torija aseguraba que “desde los recursos existentes en su concejalía se trabajan día a día con este colectivo”, recordando todas las ayudas que se gestionan desde Servicios Sociales en colaboración con otras concejalías, instituciones y ONGs como Cruz Roja, como el ingreso mínimo de solidaridad, las ayudas al pago de alquiler, de luz y gas, o banco de alimentos, entre otros.

Torija aseveraba que “todas las actividades que un menor en situación de vulnerabilidad demanda, desde Servicios Sociales se encargan de que puedan acceder a ellas” y recordaba que el comedor infantil, “que ha atendido a 41 niños durante el curso escolar, permanecerá abierto en julio y agosto gracias a la ampliación de servicio por parte de Diputación”.

Según explicaba Torija, diez de estos niños se dieron de baja del servicio en verano, así que estas plazas se pusieron a disposición de las familias demandantes de la Ayuda de Emergencia Social. El servicio de comedor de estos 10 niños será subvencionados por el Ayuntamiento de Daimiel al no poder renovarse las ayudas de la Diputación para el comedor hasta la próxima convocatoria. Estos argumentos fueron esgrimidos por la titular de Servicios Sociales como motivo para denegar la propuesta compendiados en la idea de “no solapar servicios”.

Para cerrar el debate, el alcalde, Leopoldo Sierra, insistía en que la lucha contra la pobreza es uno de los principales objetivos del equipo de Gobierno. El primer edil aclaró que “no se va a dejar a nadie en la estacada”.

Moción IU

El siguiente punto del orden del día, una moción presentada por Izquierda Unida con el objetivo de incentivar la contratación de mano de obra para las labores del campo, tampoco salió adelante. En su primera intervención, Galo Sánchez Bermejo explicaba que “se trata de buscar una iniciativa desde lo público para incentivar la contratación de mano de obra en las explotaciones en detrimento de la maquinaria que se utiliza actualmente”, sustituyendo de esta manera los cultivos extensivos que “priman la cantidad sobre la calidad”, y que provocan que, al final, “haya un excedente en la producción que se queda en las bodegas sin vender”. Sánchez Bermejo alertaba en este sentido que “se está trasladando al campo la crisis del ladrillo” ya que, además, “el agricultor tampoco tiene fijado el precio que cobrará por el fruto antes de su producción”.

Desde el PSOE, Rafael Díaz del Campo, abogaba por medidas como incentivar la formación de trabajadores en empleos agrarios, sobre todo los que vienen de otros sectores, potenciar la creación de cooperativas y la eliminación de intermediarios para evitar el excedente de producción. En definitiva, “construir, en vez de destruir”. “No se puede luchar contra el progreso ni contra la tecnología”, afirmaba, recordando que “muchos trabajadores se fueron del campo a la construcción precisamente por maximizar sus beneficios”. “El agricultor únicamente desea vivir de su trabajo y su producto y que se lo paguen dignamente”, zanjaba.

Un punto de vista en el que coincidía la portavoz del Equipo de Gobierno, María Dolores Martín de Almagro, que explicaba que el cultivo de viña en espaldera “ofrece muchas ventajas en cuanto a producción y recolección del fruto frente al cultivo en vaso”, pero también en cuanto al empleo ya que, aseguraba, “este avance en el cultivo de la vid ha provocado la diversificación del mercado laboral relacionado llegando a casi doblar los jornales por hectárea respecto al sistema tradicional y que además, están repartidos durante todo el año, no solo en la época de vendimia”.

También intervenía Sierra en este punto, reseñando la tendencia positiva de los datos del paro que se vienen registrando en Daimiel en los últimos meses, “2.788 son 500 parados menos que el año pasado por estas fechas”, recordaba.

Urgencias, ruegos y preguntas

En el apartado de urgencias, ruegos y preguntas, se desestimó incluir en el orden del día una moción de IU por la vía de urgencia sobre el regadío y las tarifas que pagan los agricultores.

En el capítulo de preguntas, Sierra explicó que la Justicia es la que está llevando todo el procedimiento sobre la falta de civismo que se vive en la calle Jesús generada por algunos usuarios de uno de los establecimientos que se sitúan en esta vía. El alcalde mostró su preocupación hacia un asunto en el que, indicó, “estamos apremiando a tomar las medidas necesarias cuánto antes”.

La portavoz María Dolores Martín de Almagro respondió a una de las cuestiones planteadas sobre la posible eliminación de cara al próximo curso de un profesor en el colegio Infante don Felipe. La también responsable de Educación, explicó que, nada más conocer la decisión de los técnicos de escolarización, el pasado 2 de mayo, se puso mano a la obra para evitarlo. En este sentido, Martín de Almagro explicaba que al “Colegio Público Infante don Felipe se le ha proporcionado un profesor de apoyo y se le ha dado la libertad para desdoblar el aula de tres años, que quedaría con 28 alumnos, en dos de 14 si así lo estima oportuno”. En cualquier caso, recordaba que en la localidad existen otros 26 puestos vacantes en Educación Infantil de 3 años.

El alcalde también contestó a una pregunta sobre la supresión del servicio de autobús de la línea Ciudad Real – Valencia con parada en Daimiel. Según explicó el primer edil la concesión de la empresa Alsina con el Ministerio de Fomento ha caducado, por lo que este trayecto se transforma en un servicio a demanda hasta una nueva licitación.

En cuanto a la situación de los contenedores de residuos que permanecen en el interior de las instalaciones de la empresa Alquimia, el concejal de Promoción Económica, David Gómez Cambronero, informó que “desde la Consejería de Medio Ambiente se está llevando a cabo un inventario de los productos que puedan resultar peligrosos y que actualmente la empresa TRAGSA está trabajando en la extracción de los contenedores”.