Cooperativas Agro-alimentarias demanda al Ministerio medidas eficientes para mejorar la situación del mercado de vino

Creen necesaria una destilación de crisis para reducir la actual situación excedentaria de vino, derivada de la cosecha extraordinaria pasada y consideran insuficiente la propuesta del ministerio al limitarse a obligar a las bodegas la inmovilización de vino, pues solo trasladaría el problema en el tiempo

La Comarca

08/07/2014

(Última actualización: 08/07/2014 17:57)

Imprimir

La sectorial vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, que representa los intereses de 218 bodegas cooperativas de la región con una facturación de 555 millones de euros anuales y un porcentaje de producción del 75% del total de vino, mosto y derivados en Castilla-La Mancha, tras su reunión ayer en Alcázar de San Juan y en respuesta a la norma propuesta por el ministerio de Agricultura, ha acordado su oposición a medidas que en modo alguno solucionarían la situación excepcional en la que se encuentra el mercado vitivinícola.

Cooperativas Agro-alimentarias no apoya dicha propuesta que propone un almacenamiento de vino durante seis meses, máxime con la proximidad de la vendimia, ya que lejos de dar respuestas al problema lo agravaría. Exigir a las bodegas que tengan en posesión a 31 de julio de 2014 un determinado volumen de vino, respecto a las disponibilidades de inicio de campaña, la inmovilización en sus propias instalaciones (sin compensación), podría trastocar gravemente el normal funcionamiento comercial entorpeciendo su salida, que es precisamente lo que se persigue. Además esta medida podría incidir negativamente en la calidad del producto y no haría otra cosa que desplazar el problema a otra fecha, cuando se diera salida al mismo al mercado libre.

Medidas a corto plazo

En el corto plazo, las bodegas cooperativas de Castilla-La Mancha solicitan, en base a la legislación comunitaria, la destilación de vino en casos de crisis, como única medida eficiente a corto plazo para aminorar la actual sobreoferta que tiene paralizado el mercado.

Las cooperativas solicitan asimismo activar instrumentos que contempla la legislación comunitaria para mejorar y estabilizar el funcionamiento del mercado común de los vinos, como la figura de la Organización de Productores. En este sentido, el Ministerio y la Consejería, deberían urgentemente desarrollar una reglamentación específica sobre Organizaciones de Productores en el sector vitivinícola.

A medio plazo

Cooperativas pide que se denuncie de forma sistemática y constante desde todos los ámbitos (políticos, organizaciones sectoriales, etc.), ante la Comisión Europea y demás estamentos relacionados, la práctica de la chaptalización al ser un elemento distorsionador del mercado y de la libre competencia en nuestro sector. La chaptalización es la utilización de sacarosa para el aumento artificial del grado alcohólico de vinos que no pueden alcanzar de forma natural la graduación adecuada y es practicada principalmente por países del norte con falta de sol, “inflando” el mercado con un producto que se podría calificar sin complejos de desleal con respecto al resto de vinos que no emplean artificios para hacer vino o vinos naturales.