El compost de orujo de uva, una alternativa de abono orgánico en el melón

La conferencia técnica “Utilización del compost de orujo de uva como abono orgánico en el melón”, impartida en la Feria Nacional del Campo de Manzanares por Francisco Ribas Elcorobarrutia,

La Comarca

05/07/2014

(Última actualización: 05/07/2014 09:43)

Imprimir

La conferencia técnica “Utilización del compost de orujo de uva como abono orgánico en el melón”, impartida en la Feria Nacional del Campo de Manzanares por Francisco Ribas Elcorobarrutia, dejó patente la alternativa que supone este producto como abono orgánico en el melón o en otro tipo de cultivo. La conferencia, organizada por el Centro Agrario El Chaparrillo, fue presentado por Manuel Martín-Gaitero, concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Manzanares.

La sala de conferencias de FERCAM fue testigo la noche del jueves de una alternativa real de abono orgánico en una gran variedad de alimentos, especialmente el melón. El compost de orujo de uva tiene la capacidad de mejorar la calidad de estos alimentos, así como de ayudar a disminuir la contaminación de los acuíferos. Se trata de un producto 100% natural que se obtiene de los restos de la uva una vez que ha pasado por las destilerías.

En palabras del conferenciante, Francisco Ribas Elcorobarrutia, Doctor en Ciencias Biológicas, el compost de orujo de uva se utiliza como abono orgánico en un alimento como el melón por tratarse éste último de un cultivo bandera de la zona, además de por ser el cultivo hortícola más importante de Castilla-La Mancha. “A través del compost de orujo de uva como abono orgánico se ha obtenido un melón de mejor calidad”, explicó el conferenciante.

Este proyecto, implantado a partir del año 2010, ha reflejado resultados prometedores tras su utilización. Francisco Ribas explicó que, aunque aún quedan aspectos por estudiar al tratarse de un producto nuevo, cada vez son más los agricultores de la zona que lo están empezando a utilizar obteniendo buenos resultados. Del mismo modo, el conferenciante destacó la importancia de potenciar nuevas técnicas y productos.

El compost de orujo de uva es un producto que se obtiene de los desechos que quedan en las destiladoras (pepita de la uva, raspones, hollejos). Una vez que se amontona, fermenta para que pierda todos aquellos aspectos negativos que puedan ser fitotóxicos o venenosos para la planta y para el ecosistema en general, convirtiéndose en un producto terroso, granulado y muy fino de aplicar.