Puertollano

Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real

El Fiscal pide cinco años de cárcel a un hombre de Puertollano por abusar sexualmente de su nieta

En otro proceso judicial ha solicitado 12 meses de prisión e indemnizaciones para varios jóvenes participantes en una pelea

La Comarca

13/06/2014

(Última actualización: 13/06/2014 19:48)

Imprimir

El Fiscal de la Audiencia Provincial solicita cinco años de prisión para un hombre de Puertollano, cuya nombre responde a las iniciales M.M.E., como presunto autor un delito de abuso sexual sobre una menor de edad de la que era abuelo materno.

Según relata el escrito del Ministerio Fiscal, “en fechas no determinadas pero anteriores a noviembre de 2011”, el acusado abusó sexualmente “en varias ocasiones” de su nieta, J.T.M., nacida el 04/03/2003.

Con fecha 8 de marzo de 2012, el padre de la menor interpuso una denuncia al tener conocimiento de los hechos al narrárselos la menor por lo que, con fecha 9 de marzo de 2012, el Juzgado de instrucción n° 1 de Puertollano impuso la prohibición al acusado de acercarse a menos de 100 metros de la menor y de su hermana “en cualquier lugar en que se encontrasen así como de comunicarse con ellas por cualquier modo”.

Una medida que el Fiscal ha solicitado también, por un periodo de 5 años, además de una indemnización a la menor de 1.000 euros por los daños morales ocasionados.

Por otra parte, y para corroborar los hechos en el próximo juicio oral, pide el interrogatorio del acusado así como la realización de distintas pruebas testificales y periciales con personas relacionadas con el caso.

12 meses de prisión e indemnizaciones

En otro procedimiento judicial relacionado con Puertollano, el Ministerio Fiscal ha solicitado a dos jóvenes de Puertollano, O.M.S. y S.M.S, penas de 12 meses de prisión e indemnizaciones conjuntas de 975 euros y 1.573,56 euros, así como a J.A.R.D. una multa de con una cuota diaria de 12 euros además de una indemnización de 225 euros, por las lesiones, daños y secuelas causadas a A.B.M.P., como consecuencia de una pelea que tuvo lugar en el recinto ferial de Puertollano, el pasado 2 de mayo de 2011.

Los relacionados con la reyerta, entre los que también estaba S.M.S., se encontraron en este lugar con J.A.R.D. quien “con ánimo de menoscabar la integridad física de los otros dos acusados y éstos a su vez con igual ánimo respecto de aquel, se enzarzaron en una pelea, agrediéndose mutuamente y cayendo, en el transcurso de la misma, sobre un vehículo Peugeot 206, propiedad de A.B.M.P.

Como consecuencia de la pelea J.A.R.D. sufrió lesiones consistentes en contusión en región malar izquierda, codo derecho y pie izquierdo y herida contusa en primer dedo de pie izquierdo con signos de sobreinfección; lesiones que requirieron para su sanidad de tratamiento facultativo necesario después de la primera asistencia consistente en prescripción de antibioticoterapia por sobreinfección de la herida contusa en primer dedo de pie izquierdo además de curas locales; tardando en curar 20 días, de los cuales 5 estuvo impedido para sus ocupaciones habituales, quedando como secuela una cicatriz longitudinal en cara medial del primer dedo del pie izquierdo de 1,5 cms y una cicatriz longitudinal de 1,6 cms en la cara externa del codo derecho.

Por su parte, C.M.S sufrió lesiones consistentes en cervicalgia postraumática, rotura parcial de piezas dentales 11 y 21 y arañazos en el cuello; lesiones que requirieron para su sanidad de una única asistencia facultativa, tardando 7 días en curar.

En cuanto a S.M.S., sufrió lesiones consistentes en arañazos en brazos y contusión en pómulo derecho, lesiones que requirieron para su sanidad de una única asistencia facultativa, tardando 5 días en curar”.

Además, C.M.S. y S.M.S. rompieron las gafas de ver de J.A.R.D. y ocasionaron daños al vehículo Peugeot que, en ambos casos, aún no han sido tasados y que han sido reclamados por sus propietarios.