Región

Nota de prensa PSOE

García-Page: ”El pucherazo de Cospedal es un golpe de estado autonómico, así, con todas las letras. Una vergüenza democrática”

“Es el único caso en la historia de Europa en la que un Gobierno cambia dos veces la Ley Electoral en la misma legislatura”

“En mayo de 2015, en esta región va a haber un plebiscito muy sencillo: Cospedal sí, o Cospedal, no, y espero que los ciudadanos lo tengan claro”

La Comarca

12/06/2014

(Última actualización: 12/06/2014 17:54)

Imprimir

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha calificado hoy “de golpe de estado autonómico, así con todas las letras”, la segunda reforma de la Ley Electoral llevada a cabo por el Gobierno de Cospedal en dos años y que fue registrada ayer en el las Cortes regionales por el PP. Hay que recordar que en el año 2012, Cospedal aprobó ya una reforma de la ley electoral para aumentar el número de diputados de 49 a 53, mientras que en la propuesta de ayer, tras ser reformado el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha solo con los votos del PP en Castilla-La Mancha, el Congreso y el Senado, se deja en 20 menos, en 33, el número de parlamentarios que se deberían elegir en las elecciones autonómicos del año próximo.

García-Page se pronunciaba de esta manera esta mañana, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que ponía el acento, en primer lugar, en que lo que describía como “atropello y vergüenza democrática” afecta, sobre todo, a los partidos minoritarios. A su juicio, con esta iniciativa, “cientos de miles de votos de ciudadanos de Castilla-La Mancha pueden terminar directamente en la basura”.

Después, llamaba la atención precisamente sobre la incoherencia y la contradicción que han tenido Cospedal y los dirigentes del PP a la hora de abordar este asunto. “El de Cospedal es el único caso de Europa en el que un Gobierno cambia dos veces la ley electoral en la misma legislatura”.

En este sentido, relataba cómo “Cospedal, Tirado y Esteban y el resto llevan un año y medio cocinando el pucherazo”, después de haber cambiado la Ley ya en el año 2012, “viendo qué cuentas son las que más les convienen”.

Page decía entender que “los ciudadanos no se den cuenta de esto, porque con los problemas que hay en la región de paro, de despidos, de desmantelamiento de la Sanidad o la Educación, el número de diputados no es una de sus preocupaciones, pero es muy grave”.

En cualquier caso, el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha insistía en que esas cuentas, las del pucherazo, no le van a servir de nada a Cospedal. “Yo creo que en mayo del año que viene, cuando se celebren las elecciones autonómicas, en Castilla-La Mancha va a haber un plebiscito muy sencillo: Cospedal sí, o Cospedal, no”.

Así, expresaba su confianza ante el hecho de que, enfrentados a esa decisión “los ciudadanos lo tengan claro, porque no conozco a nadie que le haya hecho tanto daño a la sociedad, a la economía y también a la política de Castilla-La Mancha”.