Provincia

Tras la creación de una agrupación de productores, amparada por el Ayuntamiento y ASAJA Ciudad Real

Primer paso para el reconocimiento de la judía pinesa de Malagón

Su objetivo es recuperar y potenciar el cultivo de un producto típico de esta localidad, de gran valor culinario

La Comarca

27/05/2014

(Última actualización: 27/05/2014 17:58)

Imprimir

El Ayuntamiento de Malagón y la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) Ciudad Real han amparado la creación de una agrupación de productores de judías pinesas de Malagón, formada por agricultores de esta localidad ciudadrealeña.

El alcalde malagonero, Adrián Fernández, acompañado del concejal de Agricultura, José Félix Palomares; del secretario general de ASAJA, Florencio Rodríguez, y de un grupo de agricultores firmaban en la noche del martes en la sede del Ayuntamiento el acta fundacional de dicha agrupación que, inicialmente, estará presidida por Jesús Toribio García de Marina, al que acompañan: Marino Mata Rodríguez (vicepresidente); Víctor Manuel Durán López Lucendo (secretario); Pablo Tapiador Plaza (tesorero) y los vocales: José Félix Palomares Martín; Diego López Lucendo Barajas; Dionisio Camargo López Cano; Felipe Ruíz Martín; Concepción Garrido Fernández; Tomás Toribio Domínguez; Arturo Expósito Úbeda y José Luís Pérez Fernández.

Se da así un paso fundamental para la consecución de una marca de calidad para un producto identificativo de Malagón y de gran calidad, que debe servir para potenciar su cultivo, promoción y comercialización. Para Adrián Fernández, “está acción es fundamental para que nuestra judía pinesa se dignifique, reconozca y afiance dentro del mercado”.

Esta iniciativa surgió hace unos meses, cuando representantes del Ayuntamiento, de ASAJA y productores coincidieron en la importancia de la judía pinesa de Malagón, un cultivo tradicional y típico que estaba abandonado, corriendo incluso el riesgo de desaparecer en pocos años si no se le ponía remedio.

La variedad pinesa de Malagón es una alubia blanca no muy grande con una textura y un sabor característicos y con un gran valor culinario para elaborar diversas recetas, producida exclusivamente de un modo tradicional y familiar por los hortelanos locales.