La Consejería de Fomento refuerza su seguridad informática antivirus para optimizar recursos y mejorar servicios

La Comarca

27/04/2014

(Última actualización: 28/04/2014 05:37)

Imprimir

La Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha, a través de su Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, refuerza sus servicios de seguridad informática antivirus a través de la instalación de una nueva solución que pretende mejorar los servicios y reducir los costes, mediante un mayor aprovechamiento de los recursos internos gracias a la consolidación de la gestión TIC.

El diseño elegido en este proyecto de seguridad informática antivirus contempla el servicio como horizontal y único para toda la Administración regional, por lo que es posible unificar las políticas de protección y redundar en una serie de beneficios tecnológicos.

Asimismo, el nuevo diseño ha permitido reducir la infraestructura necesaria, ya que se puede compartir entre diferentes unidades administrativas, pasando de 53 servidores a únicamente 9, lo que incide en un ahorro tanto en costes asociados a licencias y mantenimientos de la infraestructura, como en las horas necesarias para la gestión de los técnicos.

Un proyecto eficiente con alcance para toda la región

Este proyecto se enmarca en el Plan de Infraestructuras de Tecnologías de la Información, aprobado por el Gobierno regional en octubre de 2011, que prevé el óptimo aprovechamiento de los recursos internos en diversos servicios transversales de soporte informático a través de la creación de Grupos de Especialistas Técnicos formados por empleados públicos de los cuerpos TIC. Como ejemplo de estos grupos, en Albacete se están desarrollando sobre gestión del conocimiento, en Cuenca sobre eficiencia en sistemas de impresión o en Guadalajara para despliegue de aplicaciones.

De hecho, el proceso de seguridad informática antivirus, que se ha desarrollado en un plazo de tres meses y ha culminado con la formación de un Grupo de Especialistas Técnicos en Ciudad Real, dará soporte a todas las dependencias que el Gobierno regional tiene en las cinco provincias castellano-manchegas, llegando a unos 10.000 equipos informáticos repartidos por los distintos centros.