Región

El portavoz del Economía y Presupuestos, en el Pleno de las Cortes regionales, aboga por dedicar los mayores recursos posibles a la garantía de los Servicios Sociales Básicos

Tortosa defiende la supresión del Síndico de Cuentas, para eliminar duplicidades, consiguiendo una Administración más eficiente, eficaz y austera

Las funciones serán asumidas por el Tribunal de Cuentas, sin que sufra ninguna merma la fiscalización ni el control de la actividad de la Administración regional

La Comarca

27/02/2014

(Última actualización: 27/02/2014 21:19)

Imprimir

El portavoz de Economía y Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular, José Manuel Tortosa, ha defendido hoy la supresión del Síndico de Cuentas, para eliminar duplicidades, consiguiendo una Administración más eficiente, eficaz y austera, al servicio de los ciudadanos.

Durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales, Tortosa ha defendido el ambicioso proyecto reformista del Gobierno regional, encaminado a superar la peor crisis económica de las últimas décadas, a corregir los desequilibrios que frenan nuestro crecimiento y a crear las bases sobre las que levantar un nuevo ciclo de crecimiento económico.

Por ello, ha explicado que el Gobierno ha puesto en marcha medidas, con el objetivo de racionalizar la Administración Regional, con criterios de eficiencia y eficacia en el gasto; sin que esto supusiera en ningún momento una reducción ni en el número de servicios prestados, ni una merma en la calidad de los mismos.

Según Tortosa, estas medidas nos llevan a un adelgazamiento de la Administración y a una reducción del gasto público superfluo, con el objetivo último de “conseguir una Administración más eficaz, más eficiente y también más austera”.

Así, y con el fin de evitar duplicidades, ya se suprimió el Defensor del Pueblo y el Consejo Económico y Social de Castilla la Mancha, así como la Comisión Regional de Defensa de la Competencia.

El diputado regional ha indicado que “es necesario continuar y ahondar en este proceso ya iniciado de racionalización de la Administración y, por ello, traemos a estas Cortes la Proposición de Ley de Supresión de la Sindicatura de Cuentas”.

Tortosa ha explicado, además, la asunción plena de sus funciones por el Tribunal de Cuentas; por lo que la fiscalización y el control de la actividad de la Administración regional no sufrirá ninguna merma, y se realizará con los grados de independencia, transparencia y rigor que exige un Estado democrático.

Por último, el parlamentario ha indicado que el objetivo de esta supresión es “generar un importante ahorro de recursos y destinarlo a la financiación de los servicios esenciales y evitar las duplicidades, sin que ello suponga, en modo alguno, un menor control de la gestión del Gobierno”, ha concluido.