Región

Nota de prensa PSOE

Alonso insta al Gobierno de España a asegurar el mantenimiento de las plantas de tratamiento de purines

El portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso presenta una proposición de ley ante la Cámara Baja. Asegura que con el cierre de estas plantas miles de explotaciones porcinas estarían abocadas a su desaparición

La Comarca

20/02/2014

(Última actualización: 20/02/2014 18:48)

Imprimir

El portavoz de Agricultura del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Alejandro Alonso, ha presentado una proposición no de ley en la Cámara Baja en la que insta al Gobierno de España a asegurar el mantenimiento de las 29 plantas de tratamiento de purines que hay en nuestro país, dos de ellas en nuestra comunidad autónoma, concretamente en la provincia de Toledo.

Igualmente, el también coordinador del grupo de parlamentarios regionales del PSOE de Castilla-La Mancha, insta al Ejecutivo central a mantener la vigencia del acuerdo suscrito entre el Ministerio de Industria y la Asociación de Empresas de impacto ambiental en el año 2007 y que tiene una vigencia prevista de 15 años.

Alonso, en la iniciativa, destaca que el valor ambiental de estas plantas es significativo, puesto que dan una salida, ambientalmente correcta, a millones de toneladas de purines que no encontrarían otro destino si las plantas se cierran. “Y su cierre abocaría a su desaparición a miles de explotaciones porcinas”, indicó..

El parlamentario recordó que estas plantas han sido promovidas, durante los últimos años, por asociaciones de ganaderos de porcino de distintas provincias españolas, asumiendo un compromiso medioambiental, dando salida correcta a los residuos que producen sus explotaciones, y comprometiéndose con una producción de calidad.

Señaló que este sector en los últimos años ha destacado por el incremento de sus exportaciones y tanto los daños ambientales y económicos que se ocasionarían con el cierre de estas plantas pueden ser irreparables.

“Es inexplicable que el gobierno actual, sin negociación ni análisis de impacto, haya triturado el acuerdo suscrito entre el sector y el gobierno anterior, en el año 2007, que garantizaba la supervivencia de todas estas instalaciones por un mínimo de 15 años”, concluyó.