La Asociación de Amigos de la Venta de la Inés espera la reacción del propietario de la finca La Cotofía tras las dos sentencias judiciales

Una del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que rechaza el recurso de la empresa que representa al propietario de la finca La Cotofía contra la declaración de Bien de Interés Cultural de La Venta de la Inés y su entorno, y otra del Tribunal Supremo que rehúsa el recurso planteado por la misma en cuanto a la captación de agua del río Tablillas

La Comarca

13/02/2014

(Última actualización: 13/02/2014 21:44)

Imprimir

Después de las dos sentencias judiciales, una del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ) y otra del Tribunal Supremo referentes a la declaración de Bien de Interés Cultural de La Venta de la Inés y su entorno y a la captación de agua por parte del propietario desde río Tablillas respectivamente, la Asociación de Amigos de la Venta de la Inés está a la espera de los “movimientos” del propietario de la finca La Cotofía para “actuar en consecuencia”, tal y como ha expresado a La Comarca Eduardo Egido, secretario de esta asociación.

De esta manera explica que las polémicas entre los dos propietarios se remontan al 8 de septiembre de 2003 cuando la familia de Ferreiro Alarcón, propietaria de la Venta de la Inés, solicita a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la captación de agua desde el río Tablillas hasta el inmueble para su beneficio. Tras la concesión, que se hace efectiva en julio de 2008, la empresa Patrimonios y Negocios, compañía que representa al propietario de la finca La Cotofía pone un primer recurso de reposición ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y éste es desestimado por la misma en septiembre de 2009. Sin embargo, según relata el secretario de la Asociación de Amigos de la Venta de Inés, Patrimonios y Negocios presenta un nuevo recurso contencioso administrativo ante el TSJ de Andalucía, que es rechazado en noviembre 2012. Lo mismo sucede tras la presentación por parte de la empresa representativa un recurso de casación ante el TS en octubre de 2013.

Tras este devenir de acciones existe por tanto una amplia lista de recursos “hasta ahora favorables” que apuntan a que se lleve a cabo la captación de agua desde una pequeña presa a beneficio de la familia Ferreiro.

En este momento, si no se presenta otro recurso el siguiente paso es que el propietario de la Venta de la Inés incite al propietario de la finca La Cotofía a instalar un servicio de paso para que pueda beneficiarse de él. Sin embargo si el propietario del terreno colindante se niega a conceder la servidumbre, la familia Ferreiro tendría que solicitarlo ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, según explica Egido.

Declaración de Bien de Interés Cultural

Por otro lado, la Asociación de Amigos de la Venta de la Inés persiguió que la venta y su entorno fuera declarado Bien de Interés Cultural y así se hizo efectivo por el consejo de Gobierno de La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en julio de 2009. No obstante el propietario de la finca La Cotofía volvió a la carga presentado un recurso de reposición que es rechazado en octubre de 2009. Ante este rechazo presenta otro contencioso administrativo ante el TSJ de Castilla-La Mancha que es rechazado nuevamente en diciembre de 2013.

En este sentido, Egido afirma que aunque en el último recurso Patrimonios y Negocios solicitaba que la declaración de Bien de Interés Cultural se limitara solo al inmueble del paraje cervantino “la sentencia dice que no es solo el edificio, sino también el territorio circundante en un radio de 500 metros, lo que incluye la emblemática Fuente del Alcornoque que está aproximadamente a 300 metros de la venta, por lo que interpretamos que cualquier persona puede deambular libremente para visitar ese lugar”.

Al igual ocurre con el cauce fluvial que trascurre por la zona es el río Tablillas, explica el secretario de la asociación, “es un cauce público por lo que el propietario de La Cotofía no puede negar el acceso a ninguna persona, que quiera caminar por sus márgenes” así como visitar el paraje “pintoresco e interesante” de las pinturas rupestres de la cueva de la Venta de la Inés.

Por tanto, si el propietario de la finca La Cotofía no realiza ningún otro movimiento respetando así las dos sentencias judiciales “tendría que retirar la cadena de hierro de la puerta que se puso creemos indebidamente y que impide el acceso a la Fuente del Alcornoque”. Al hilo de esto el secretario señala que lo que ha estado ocurriendo hasta ahora es que “cuando aparece una persona por ahí, automáticamente aparece el guarda de la finca La Cotofía y le dice que no pueden pasar porque se trata de una finca privada, que es cierto” pero se impide así el acceso a las zonas próximas a la declarada de interés cultural, así como a los márgenes del río Tablillas.

Finalmente, tras estas dos sentencias, las reivindicaciones por parte de la asociación se han visto cumplidas aunque Egido señala que “se seguirá apoyando a la familia Ferreiro en todo lo que pueda necesitar”.