Aeropuerto de Ciudad Real: "Esos locos bajitos y provincianos..."

Antonio Díaz

26/01/2014

(Última actualización: 31/01/2014 08:17)

Imprimir

Es cierto que ha sido una obra faraónica y que los orígenes de un grupo de empresarios o como se dice ahora emprendedores se truncó, como suele pasar en España, ante el ansia o codicia por llenarse los bolsillos. Está demostrado que cuando los políticos entran a formar parte de cualquier iniciativa privada, ésta se modifica en los posibles beneficios económicos y socio-políticos de un sueño que podía hacerse realidad.

Quiero recordar que los inicios de este primer aeropuerto privado de España para mercancías-pasajeros vinieron marcados por la comunidad Europea que, por orden dictada desde Bruselas, obligó a cambiar de un macro aeropuerto destinado a descongestionar al de Madrid-Barajas a que fuese también para vuelos transatlánticos y repostajes de naves ya que dispone de una refinería cercana que abastece a Barajas de queroseno y talleres de mantenimiento para las aeronaves, además de una pista de 4 km. Si nos damos cuenta estaba basado en una teoría que rozaba perfectamente la realidad y la viabilidad de esta inversión.

¿Qué falló? Los intereses políticos y personales nos llevaron a engordar los presupuestos, las facturas a pagar y también a gastar por el doble de su valor aunque seguían los principios de viabilidad, las tierras, los ecologistas con las aves migratorias.

La realidad es que una idea respaldada por Bruselas se estropea en España, como siempre el país de las envidias. ¿Cómo una idea de provincianos podía dejar a Barajas sin ser el primer Aeropuerto de España? Los dirigentes madrileños nunca han soportado que disminuyesen los pasajeros o las mercancías, que las naves se pudieran repara en una provincia, ¿cuál fue la obsesión que les ha llevado hasta el extremo de mandar los vuelos a Valencia al estar cerrado el aeropuerto de Madrid por niebla cuando el de Ciudad Real estaba abierto y dispone de los más modernos sistemas de control y aterrizaje?

Este hecho ni siquiera fue reflejado la primera vez que denegaron la sede olímpica a Madrid por falta de infraestructuras aeroportuarias después de que obviaran la de Ciudad Real, como subsede olímpica que tenía una conexión AVE con Madrid y Córdoba a solo 45 minutos de viaje.

Una obra faraónica que podría haberse autofinanciado, las propuestas han sido muy variadas desde un narcotraficante hasta el ejército Americano para instalar una base logística. Y ahora estamos suplicando o mal vendiéndolo cuando hay grupos potentes que quieren invertir desde Arabia Saudí con su propia flota de aviones y potencial económico, grupos Chinos, Rusos, grupos Europeos y Españoles, Americanos y Australianos tanto particulares como militares. Es una inversión privada que viene sesgada como siempre por intereses de Madrid ya que el gobierno no autorizó la venta de dicho Aeropuerto al ejército Americano para establecer una macro-base logística aérea para la OTAN pagando un precio más elevado (650 millones €) del que sale en la valoración que ahora el juzgado que lleva la adjudicación concursal a tasado. ¿Qué fines valorará? Los económicos o el interés de una zona deprimida económicamente, o se está especulando como pasó con Galerías Preciados que se adjudicó por menor valor que el de los propios inmuebles y luego se enriquecieron con su venta.

Estos locos bajitos con el corazón de Sancho e ideas de Quijotes hemos sabido encontrar una idea futurista, valorada por el presidente Obama positivamente, cuando ahora se está buscando financiación para la ampliación de la T4 en China o Arabia Saudí de unos cuantos miles de millones de euros. Olvidando que aquí tenemos una infraestructura hecha, con un índice de población bastante menor que la de las posibles ampliaciones, sin poblaciones que resulten afectadas por la contaminación acústica de Barajas y sin darle funcionamiento.

No conozco los entramados, ni las leyes, ni las normativas que han llevado a los distintos gobiernos de la región o de la nación a dictaminar su forma de actuación pero espero que la realidad, el interés común y la racionalidad busquen una solución acorde para no perjudicar a unos locos provincianos en pos de los intereses de otros capitalinos escondidos en los intereses nacionales. El tiempo da la razón y ahora Barajas ha descendido un 20 % en volumen se ha convertido en uno de los últimos de Europa. ¿Y si hubiese funcionado el aeropuerto central Ciudad Real? más barato, mas económico, y además privado, ¿se hubiese amortizado? ¿O la agónica situación de Barajas le hubiese llevado a reducir precios al tener competencia?.