Puertollano

En la madrugada del sábado al domingo

Roban de nuevo las joyas de la Virgen de la Cabeza en su ermita de Puertollano

Uno de los miembros de la cofradía descubría en la mañana del domingo que a la imagen le faltaban la corona y el rostrillo aunque, a diferencia del robo anterior, no se llevaron la corona del Niño Jesús

La Comarca

19/01/2014

(Última actualización: 20/01/2014 19:34)

Imprimir

Los cacos han vuelto a la ermita de la Virgen de la Cabeza ubicada en el interior de la parroquia San Juan Bautista, situada en la calle Tomelloso, en Puertollano. La historia se repite una vez más porque han sustraído la misma corona y el rostrillo de la imagen de la Virgen, que ya fueron objetos de un robo similar el pasado mes de septiembre y recuperadas posteriormente por la policía nacional.

Fuentes de la Real Cofradía de Nuestra Altísima Señora Virgen de la Cabeza de Puertollano consultadas por La Comarca han afirmado que el robo debió de hacerse en la pasada madrugada ya que a las 19 horas del sábado, 18 de enero, la imagen aún lucía estas alhajas mientras se celebraba la misa. Miguel Ángel Gómez, miembro de la junta gestora, ha sido quien a las 12:30 de la mañana del domingo ha descubierto el robo tras acceder a la ermita y encontrarlo todo revuelto.

Modus operandi

“Han reventado el bombín de la puerta, para entrar, y el del Sagrario de la iglesia para poder llevarse el cáliz, además de todos los limosneros con lo que se han llevado también el dinero que había dentro. Y una vez en la ermita de nuestra titular se han llevado la corona y el rostrillo de la imagen de la Virgen que las tenía aún puestas después de las fiestas navideñas, las mismas del anterior robo a excepción de la corona del Niño Jesús” explicaba Miguel Ángel Gómez.

Aunque lo que más daño ha hecho en el seno de la cofradía no es lo que puedan haber costado las joyas robadas, que están hechas en cobre dorado por lo que su importe económico es muy escaso y su valor más bien es “sentimental” y sobre todo que al retirarlas han producido daños en el pómulo, barbilla, nariz y frente de la imagen.

Muchas huellas para investigar

La Policía Nacional ha tomado ya cartas en el asunto y esta misma mañana han recogido un buen número de huellas en el lugar de los hechos, de las que algunas son bastante claras, por lo que podrían dar pistas sobre la autoría del hecho en sí. Al parecer, y aunque se trata del mismo robo, el modus operandi indica que estas sustracciones fueron cometidas por otras personas ya que, además, los anteriores cacos no están en la ciudad.