Nacional

Nota de prensa

FITAG-UGT aboga por dispositivos de prevención y extinción de incendios profesionales

La Comarca

13/01/2014

(Última actualización: 14/01/2014 19:48)

Imprimir

Los datos de la campaña de incendios de 2013 indican que el fuego ha arrasado más de 55.600 hectáreas en nuestro país, según afirma FITAG-UGT en un comunicado. Pese a que el ejercicio no ha sido tan demoledor como el anterior, que afectó a más de 214.000 hectáreas, estos datos, señalan, ponen de manifiesto las deficiencias de los servicios antiincendios, la falta de recursos tanto materiales como humanos, y la insuficiente gestión de distintas Administraciones, tanto la central como las de las comunidades autónomas. “A lo largo de los años han demostrado una clara falta de sensibilidad en materia forestal, recortando año tras año las partidas destinadas a la prevención y la extinción de incendios y, como consecuencia, poniendo en peligro el empleo en las empresas forestales, condenándolas a más precariedad, puesto que los recortes en los presupuestos se traducen en cierres y despidos”.

Además, desde las Administraciones, explican, se ha infravalorado el trabajo de los profesionales que desarrollan estas labores al propiciar que sea llevado a cabo por colectivos que, sin poner en duda su esfuerzo y dedicación, poco o nada tienen que ver con la prevención y extinción de incendios forestales, tales como bomberos, voluntarios, parados o presos que, al no contar con una formación adecuada, pueden poner en peligro sus vidas. “Estas políticas laborales, en busca del coste cero, no suponen más que un parche para las necesidades reales en materia forestal de nuestro país, tal y como han venido demostrando las últimas campañas de incendios. Los políticos de nuestro país, con la excepción de algunas comunidades autónomas, sólo se acuerdan de los dispositivos antiincendios para lamentar los daños causados por el fuego, pero año tras año olvidan la importancia de la prevención para limpiar bosques y montes y evitar propagación de los incendios”.

En un contexto con un alto índice de paro, continúa el comunicado, las Administraciones desaprovechan la oportunidad de crear empleo de calidad en un servicio necesario, que incidiría en la generación de riqueza en el medio rural con el aprovechamiento de los recursos forestales, y en el asentamiento de población. Esta carencia de recursos repercute en la imposibilidad de desarrollar debidamente las tareas de limpieza de montes y bosques para la prevención de incendios, incrementándose el peligro de propagación al convertise el material forestal no recogido o limpiado en un combustible potencial para avivar el fuego.

Desde FITAG-UGT emplazan a las distintas Administraciones a apostar por un servicio de prevención y extinción de incendios profesional que se dedique exclusivamente a esta tarea a lo largo de todo el año. Consideran que solamente los dispositivos profesionales pueden llevar a cabo con responsabilidad las labores de prevención y ejecutar una intervención temprana para evitar la propagación del fuego y atajarlo antes de que alcance dimensiones incontrolables y acarree unos altísimos costes económicos, medioambientales e incluso humanos.

“Es necesario que nuestros gobernantes reflexionen y valoren qué costes son mayores y compensan más: los ocasionados por el mantenimiento de un servicio profesional o los provocados por los incendios”.

En FITAG-UGT consideran que todavía se está a tiempo de desarrollar una buena labor de prevención de incendios y evitar que la campaña de este año no sea tan lesiva como las de años anteriores.