Ciudad Real

Según informa el diario ABC de fuentes de la empresa

Vistajet estudia la compra del aeropuerto de Ciudad Real

Una firma de vuelos privados dedicada a contratar vuelos privados así como el alquiler de aviones comerciales y de carga

La Comarca

05/01/2014

(Última actualización: 05/01/2014 22:32)

Imprimir

El Aeropuerto de Ciudad real sigue dando que hablar porque después de que se cerrase el plazo para su compra, con una sola oferta del empresario malagueño Francisco José Ortiz Carrillo, que no fue aceptada por los administradores concursales, es ahora el diario ABC el que informa que la firma de aviación privada VistaJet, propiedad del multimillonario suizo, Thomas Flohr, está interesada en su adquisición. Fuentes cercanas al empresario han confirmado a ABC que le ven un gran potencial ya que “muchos de los clientes internacionales que alquilan sus jets (7.000 euros la hora de vuelo) viajan todos los años a Castilla-La Mancha durante la temporada de caza, que genera más de 600 millones de euros anuales, según cifras oficiales.”

ABC recuerda que en torno al 70% de los vuelos que operaban en el Aeropuerto de Ciudad Real hasta su cierre en 2012 eran aviones privados ocupados tanto por cazadores como por dueños de fincas de la zona como La Garganta, propiedad del general Gerald Cavendish Grosvenor duque de Westminster; El Castaño, de Emilio Botín, o las propiedades de grandes fortunas, como las familias Abelló, Cortina, o Alcocer. “Precisamente esa es la categoría de clientes que buscan captar los Flohr y su firma de vuelos privados, a los que se suman los amigos personales del empresario y su hija, entre los que se encuentran grandes fortunas internacionales, como los Niarchos, los Casiraghi, los Santo Domingo, los Fares o los Abramovich” matiza el periódico nacional en una información donde también desvelan la posibles razones en la demora para la presentación de ofertas para su compra según fuentes cercanas al empresario “en las próximas semanas se abrirá un segundo intento de venta por 80 millones. Si tampoco hubiera ofertas en esta fase, se realizará una venta directa sin precio de partida. O sea, al mejor postor. Y en esa fase puede ser que Flohr y otros competidores hagan su oferta en firme, por un precio infinitamente más bajo del valor real del aeropuerto”.