Región

Desarrollo Rural

ADEL convocó una jornada formativa para aclarar las principales dudas sobre la facturación eléctrica

Fue impartida por el ingeniero de Enerspain Antonio Redondo, y estuvo dirigida tanto a particulares como a emprendedores y empresas de la comarca de la Sierra Norte

La Comarca

16/12/2013

(Última actualización: 16/12/2013 21:42)

Imprimir

Antonio Redondo, ingeniero de Enerspain, impartió el pasado viernes una charla formativa sobre facturación eléctrica y certificación energética de inmuebles a la que el Grupo de Desarrollo Rural ADEL Sierra Norte había convocado a todos sus socios, emprendedores, PYMES y ayuntamientos, haciendo extensiva la invitación a la ciudadanía de Sigüenza.

El argumento principal de la charla fue prevenir a particulares y empresas ante las posibles prácticas comerciales abusivas del sector eléctictrico, así como enseñar cuáles son los conceptos que incluyen las facturas y cómo se puede optimizar la contratación de acuerdo con el mejor análisis de las propias necesidades.

En la primera parte de su explicación, Redondo abordó la estrucutra de una factura eléctrica, “normalmente más compleja que cualquier otra”, dijo. Por ejemplo, el número de factores que incluye estos documentos es de al menos catorce, por los ocho que suelen ser habituales en otras facturas. “Además, algunos de estos conceptos ellos son muy técnicos, y no todo el mundo los comprende”, prosiguió. El ingeniero, tomando un ejemplo real, analizó uno por uno todos los conceptos hasta hacerlos comprensibles para los asistentes, empezando por los básicos de potencia y energía.

Como consejos rápidos a la hora de enfrentarse a la factura, el ponente recomendó fijarse inicialmente en su formato. “A veces aparecen columnas y conceptos de los que no encontramos el importe. En otras ocasiones se incluyen factores en los margenes de la factura. Aunque no entendamos el concepto, el hecho de que los ubiquen en sitios raros, significa que la factura está emitida de un modo muy manual por parte de la empresa, para alterarla”, explicó.

La segunda parte de la formación repasó la certificación energética de inmuebles. “Desde junio de 2013 es obligatorio que en la compra-venta o alquiler, e incluso en cualquier operación comercial, asociadas a inmuebles figure la etiqueta energética de la propiedad”, explicó el ponente.

Redondo comenzó su explicación aclarando qué es esta etiqueta. “Básicamente consiste en una escala de colores y letras equivalente a la de los electrodomésticos. Nos da la referencia sobre la eficiencia energética de la vivienda o inmueble del que se trate. Todos hemos interiorizado la conveniencia de adquirir electrodomésticos que consuman poco. Lo mismo debe ocurrir en el futuro con los inmuebles, teniendo en cuenta que el ahorro en el consumo derivado de su eficiencia energética es mayor que en el caso de los aparatos”, afirmó Redondo.

La parte final de la jornada formativa se dedicó a resolver cuantas cuestiones le platearon los asistentes.

“La eficiencia energética es importante en cualquier ámbito de la vida, y naturalmente, también para el desarrollo rural y la creación de microempresas que son el propósito de ADEL”, afirma Laura Ruiz, gerente del Grupo de Desarrollo Rural.

ENERSPAIN es una empresa acreditada por el Spain Green Building Council, la primera asociación nacional sin animo de lucro de empresas líderes de la industria del medio construido, que trabajan juntas para promover que las ciudades y edificios españoles sean medioambientalmente responsables, rentables y saludables para las personas que viven o trabajan en ellos.