La concejal de Personal de Manzanares: “A Nieva no le importan los trabajadores”

La Comarca

09/12/2013

(Última actualización: 10/12/2013 11:09)

Imprimir

“A Julián Nieva no le importan los trabajadores”. Así lo afirmó la concejal de Personal del Ayuntamiento de Manzanares, Lola Serna, tras conocer la información difundida este domingo por el PSOE local en la que acusa al equipo de gobierno de no cumplir con dos sentencias de readmisión de una de las trabajadoras despedidas de la desaparecida televisión municipal. Aclaró que el proceso judicial aún no se ha cerrado. “Ni tan siquiera ha consultado a la interesada”, señaló Serna, para quien el portavoz socialista solo busca rentabilidad política a costa de una trabajadora.

La concejal de Personal explicó que la defensa del Ayuntamiento interpuso un recurso de suplicación para que se aclarasen algunos puntos de la sentencia, ya que ésta pedía la reincorporación de la trabajadora a un puesto que no existe tras el cierre de la televisión municipal en la que trabajaba como operadora de imagen y sonido. Mientras tanto, el Ayuntamiento ha cumplido económicamente con ella y, según Lola Serna, el portavoz municipal del PSOE no ha hecho durante todo este proceso ni una sola sugerencia respecto a la situación o destino de esta trabajadora.

Además, según reconoció este mismo lunes la sección sindical de UGT, a la que pertenece la citada trabajadora -que forma parte del Comité de Empresa-, Julián Nieva no se ha puesto en contacto ni con este sindicato ni con la afectada antes de aprovechar el asunto para criticar al gobierno municipal “sin importarle si la trabajadora estaba o no de acuerdo”.

Lola Serna explicó que tras el cierre de la televisión municipal en febrero de 2012, el Ayuntamiento reubicó al personal laboral fijo de acuerdo con los afectados. El personal temporal recibió la correspondiente indemnización. Sin embargo, dos de los trabajadores recurrieron el despido por defectos de forma. Se da la circunstancia de que los tribunales le han dado la razón al Ayuntamiento en uno de los casos, mientras que en el de la trabajadora en cuestión no ha sido así hasta el momento.