Región

Nota de prensa

CCOO CLM reclama una Renta Mínima Garantizada para las familias de Castilla-La Mancha que peor lo están pasando

El porcentaje de población en riesgo de pobreza severa asciende ya al 37,3%, frente al 28,2% del país

La tasa de cobertura de las personas desempleadas en CLM continúa en descenso y es del 50,23%, más de DIEZ puntos por debajo de la media estatal (60,74%)

La Comarca

21/11/2013

(Última actualización: 22/11/2013 10:40)

Imprimir

Las políticas de ajuste están empobreciendo a la población de esta región, por lo que CCOOCLM reclama una Renta Mínima Garantizada (RMG) para las 40.300 personas de Castilla-La Mancha que tienen dificultades para llegar a fin de mes; son 39.000 hogares que están atravesando por situaciones realmente dramáticas.

Los últimos datos indican que la pobreza y la exclusión social en Castilla La Mancha continua en aumento, situándose en el 37,3% de la población de Castilla La Mancha. España y la región necesitan un sistema de rentas mínimas garantizadas para proteger a las personas que sobreviven sin ingresos. Según estos datos, 791.464 personas en la región están en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

Las cifras coinciden con la menor tasa de cobertura de las personas en paro en nuestra región, que sólo es del 50,23%, mientras que en el conjunto del país asciende al 60,74%, si bien ambas han descendido en tan solo un mes. Además, en CLM hay ya más de 135.190 personas en desempleo que han agotado todas sus prestaciones y subsidios, para las que CCOO viene exigiendo de forma insistente un Plan Regional de Empleo dotado con al menos el 2% de los presupuestos regionales.

El aumento de la pobreza es sostenido, consecuencia de las políticas de austeridad que, además, han acentuado las desigualdades existentes. La precarización del empleo, la reforma laboral, la destrucción de puestos de trabajo, están ocasionando el empobrecimiento de la población. La austeridad, la eliminación de los recursos de los servicios públicos, la persecución de las personas que tienen protección social, la disminución de las prestaciones y su baja cobertura, han provocado el salto cuantitativo de las personas empobrecidas tal y como hemos indicado.

El Gobierno da otra vuelta de tuerca, que va a aumentar las desigualdades sociales, metiendo un tijeretazo a las pensiones. Las personas mayores se han constituido como el colchón y la salvaguarda de las familias, asumiendo más cargas ante el desamparo y la desprotección de sus familiares más próximos.

Contra esto, planteamos que en tanto la situación general no mejore, estas personas tengan el amparo del Estado mediante la aportación de los Presupuestos Generales del Estado y del Gobierno regional, destinado un 2% del Presupuesto y no mediante recortes, que es lo que se desprende de los Presupuestos del Gobierno regional para el año próximo.

CCOO reclama la creación de un sistema de rentas mínimas garantizadas que generen una prestación no contributiva, que pueda mitigar el aumento de la pobreza en nuestro país.

El Gobierno de Castilla la Mancha debe mirar a la gente que peor lo está pasando, a las familias que se encuentran en el umbral de la pobreza y que no saldrán de la recesión ni de su crisis particular sin una respuesta de los poderes públicos, que para eso están. No pueden darle la espalda, como han venido haciendo hasta ahora. La campaña propagandística del Gobierno debe finalizar para convertirse en una verdadera batería de actuaciones dirigidas a las personas.