Almodóvar del Campo

Esta semana

Comienza la reestructuración del Museo Palmero de Almodóvar del Campo para ser reabierto en enero

Los trabajos van a consistir en la adecuación y mejora de las diferentes estancias

La Comarca

21/11/2013

(Última actualización: 22/11/2013 10:40)

Imprimir

Esta semana han dado comienzo los trabajos que permitirán al Museo Palmero reabrir en Almodóvar del Campo con una moderna estética museística, manteniendo el aura original del inmueble en el que Alfredo Palmero de Gregorio empezaría a forjar la saga de artistas que ha llegado hasta nuestros días.

Se trata de unas tareas que financia el Ayuntamiento tras el convenio de colaboración alcanzado con la familia del genial artista almodovareño que, en vida, llegó a entrar en contacto con pintores e intelectuales coetáneos de toda Europa y que supo plasmar escenas costumbristas de su localidad natal en una vasta obra en la que no faltan innumerables referencias quijotescas y cervantinas o su gusto por los équidos.

Los trabajos, iniciados en estos primeros días con la catalogación y retirada de los cientos de enseres, dibujos o lienzos que hay en el edificio, van a consistir en la adecuación y mejora de las diferentes estancias del Museo Palmero, saneando paredes y techumbres y demás elementos arquitectónicos, así como adecuando el sistema de iluminación. Posteriormente volverán a colocarse aquellas obras más características de cada etapa del maestro Palmero, estableciéndose una visita ordenada y didáctica a lo largo y ancho del recinto, en la que pueda comprobar su evolución también apoyándose en textos alusivos.

El objetivo final de esta reestructuración es que los visitantes que se acerquen a partir del próximo mes de enero hasta este centro cul-tural de titularidad privada pero puesto ahora en valor por la iniciativa pública, puedan experimentar un verdadero acercamiento a la figura y obra del pintor. “Queremos darle importancia a la figura de Palmero que, creo, hasta ahora no se había resaltado todo lo importante que es para nosotros”, apunta el alcalde.

Como relata Silvia Palmero, nieta del primer pintor de la saga, el recinto “puede contener actualmente unas 800 piezas pictóricas, a las que añadir una cifra nada desdeñable de cerámica, tallas o mobiliario”. Por ello, lo primero que ha hecho la familia en coordinación con la firma adjudicataria de esta misión, Anancus Producciones Culturales, ha sido “una selección coherente al recorrido planteado, en función de la ordenación temática y biográfica”.

La idea es estructurar cinco salas principales. Una en torno a su primera época y como profesor, dando también cabida a obras de otros autores como Sorolla, del que fue discípulo al igual que de Romero de Torres o Cecilio Pla; otra en torno al Quijote, cuyo tema también fue muy importante en su obra y una más recogerá las obras con las que saltó a la fama en las décadas de 1950 y 1960 con escenas de París, los afamados ‘Caballos de la Luna’, o dife-rentes estampas taurinas.

Sin olvidar el estudio que usaba el pintor para sus trabajos, que se recreará con la intención de “llegar a notar la presencia del artista”. Éste, su primer taller, tendrá la bata con la que ‘el viejo’ protegía su ropa, la paleta o el caballete que usaba, o cortinas con manchas de pintura que datan también de los años 20. “Queremos que el visitante, cuando suba aquí, pueda realmente darse cuenta de la época del artista y percibir la personalidad viva del autor”, dice su nieta.

“Y luego todo esto hilarlo con el resto de artistas de la saga familiar como mi tío Miguel Ángel o mi hermano Alfredo, que organiza las exposiciones en diferentes puntos del mundo como Hong Kong, Panamá, Qatar, Kwait y que continúa con la tradición pictórica de la familia”, apunta Silvia Palmero.

Además de la financiación a esta reestructuración de forma y fondos, el Ayuntamiento se encargará de la gestión del recinto, con la intención de dinamizarlo y promocionarlo para que el museo sea cada vez visitado. La familia, radicada en Barcelona donde gestiona directamente el otro museo Palmero existente en el país, se coordinará en todo caso con los responsables municipales ante cualquier nueva iniciativa que pueda surgir.

José Lozano añade que, el que hasta ahora ha sido un diamante en bruto, “queremos aprovecharlo como otro reclamo más de todo lo que turísticamente puede ofrecer el municipio” que, además del Valle de Alcudia, permitirá tomar el relevo al año jubilar que, precisamente, se cierra el próximo mes de enero. “Nuestra intención es seguir trabajando para que la gente siga viniendo a conocer Almodóvar del Campo, más allá de nuestro santos”, refiere el regidor.

El regidor, que agradece la labor realizada por la concejala de Cultura, Marta Blanco, a la hora de establecer el convenio que permite esta cesión y gestión, indica que todavía se estudia el modelo de apertura. No obstante, “en principio será los fines de semana, de viernes a domingo, aunque dependerá de la demanda y de la posibilidad de reservar otros días para grupos”, apunta. Eso sí, el precio de entrada ya fijado será de 2,5 euros, con reducción de un 20% para grupos de al menos 20 personas.

Alfredo Palmero de Gregorio nació en Almodóvar del Campo en 1901, precisamente en la casa que desde la década de 1960 alberga el citado museo y que, según cuentan las crónicas, en tiem-pos pasados fue la Administración del Real Valle de Alcudia, regalo, de la reina María Luisa de Parma, mujer de Carlos IV, a Godoy. Palmero ‘el viejo’ como se le conoce en la saga falleció en 1991.

Adjuntos

AudioJosé Lozano sobre la firma del convenio:

Audio Marta Blanco sobre la nueva filosofía de esta casa-museo:

Audio Silvia Palmero sobre los retratos que su abuelo hizo del Quijote: